De historiador a médico: todo lo que hay que ser para manejar plagas

El manejo integrado de plagas (MIP) es un pilar importante de las buenas prácticas agrícolas, debemos trabajar y ocuparnos para que no quede en una simple expresión de deseo. Para esto debemos ser profesionales y empezar entendiendo que todo lo que aprendemos sirve si después lo aplicamos, lo que hacemos sirve si tiene lógica científica, y lo que hacemos sirve si luego lo cuestionamos.Según la FAO, un MIP es "un sistema de regulación de las poblaciones de los diferentes agentes nocivos que, teniendo en cuenta su medio ambiente particular y la dinámica de las poblaciones de las especies consideradas, utiliza todas las técnicas y métodos apropiados de forma compatible, a fin de mantener las poblaciones de estos agentes nocivos en unos niveles que no causen daños económicos".O sea, ¿cómo podemos construir un MIP? Basándonos en el conocimiento disponible y utilizando todas las herramienta que tengamos disponibles y sean factibles de utilizar para regular las poblaciones de plagas en función al daño potencial que le pueden causar al cultivo en cuestión, teniendo en cuenta y conociendo a la plaga, el cultivo, los benéficos y el ambiente.¿Cómo necesitamos que sea un MIP? Con base científica, con objetivos claros, flexible y adaptativo en el sentido de que sea una mejor continua.¿Cuál es el rol del ingeniero agrónomo? Debemos ser lo más profesionales posibles, y en este rol jugar a desempeñar muchos roles, de cosas que aprendimos en la facultad (ecología, biología, etc) y otros que no tanto (ser humanos, médicos, etc), y apoyarnos en un montón de disciplinas que nos enseñan y nos brindan su conocimiento.A la hora de monitorear precisamos tener una idea y un plan para comenzarlo (plan de monitoreo, mucho más lindo que la horrible palabra "protocolo"); tener en cuenta el tiempo, con qué periodicidad debemos ir a los lotes, esto dependerá según cada zona, momento del año y condiciones ambientales; cómo recorrer el lote/ambiente: diagonal, w, x, caminando desde los bordes, esto va a depender del plan de cada uno, pero es importante que en lotes chicos tenga al menos 3 estaciones en las cuales nos detengamos a observar y medir.Mientras vamos recorriendo ir observando, ir a los distintos ambientes, observar las cabeceras (lugar donde muchas veces empiezan los problemas); tener presente qué adversidades puedo encontrarme en cada etapa del cultivo o año; contemplar las condiciones ambientales recientes; cómo voy a...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba