Goleador inspirado, sueña con la reconquista de la Argentina

 
EXTRACTO GRATUITO

El arma mortal de Juventus tiene nombre y apellido: Carlos Alberto Tevez. Los goles nacieron hace 31 años entre marginalidad, potreros y las monedas siempre justas. Demasiado justas. De Fuerte Apache hacia el mundo. Luego, de Boca a Brasil. Más tarde, de Corinthians a Inglaterra. De allí a Italia. Siempre, Carlos Tevez, que hace rato dejó de ser Carlitos, un diminutivo que no se condice con el talento grande que hoy hace (más) grande a Juventus. La primavera goleadora de Tevez asombra: lleva 24 en la temporada, es el máximo artillero del calcio y ya igualó al mejor David Trezeguet en Europa, con seis conquistas en la actual Champions League. Tevez, que mantiene inalterable su gusto por las gorras estrafalarias y hasta acaba de lanzar una línea propia con la leyenda "Tevez32", ya entró en los libros de historia de la Vecchia Signora: su gol frente a Dortmund, que sirvió para encarrilar la eliminatoria de octavos de final de la Champions League, fue el más rápido de la historia del conjunto italiano en el torneo: 136 segundos.

Carlitos pasó del "very difficult" en Inglaterra al "molto facile" en Italia. De sentirse casi un extranjero en Manchester a las pancartas con su nombre en el Juventus Stadium. De jugador decisivo a hombre franquicia. De goleador raso a ídolo. Tanto, que el máximo responsable del área deportiva de Juventus, Giuseppe Marotta, recordó que el convenio del Apache con su club rige hasta junio de 2016. "Estamos convencidos de que el futbolista honrará su contrato", aseguró Marotta. Pero, quizá, el goleador argentino piense distinto: "Estoy feliz y no pienso hablar del futuro. Disfruto de este momento único", dice ante los micrófonos de Sky Sports luego de hacer un slalom inolvidable que dejó sin opciones a la defensa de Genoa, que terminó con un disparo seco, fuerte, al medio del arco, y que sirvió para convertir el único gol de la Vecchia Signora. Todavía le dura la bronca por ese penal que el arquero visitante, Eugenio Lamanna, le atajó a los 17 minutos del segundo tiempo.

La versión 2015 de Tevez lo define como un delantero todoterreno. Se raspa con los zagueros rivales como lo hacía con sus antagonistas de ocasión en la tierra de Fuerte Apache; se tira atrás, como si fuera un enlace auténtico, y habilita a sus compañeros (lleva siete asistencias en la Liga italiana). Este Tevez juega con libertad y soltura. Con la confianza que parece emanar de la camiseta número 10 de Juventus, esa misma que usaron dos senadores...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA