El Gobierno rechazó el gesto de Scioli al camionero

 
EXTRACTO GRATUITO

Aislar a uno y darle un final al otro. Para el Gobierno, la salida de Hugo Moyano del PJ es un hecho y no hará nada para que el secretario general de la CGT revierta su decisión de abandonar la conducción del partido, a pesar del pedido para que permanezca que le hizo el gobernador bonaerense, Daniel Scioli.El encargado de sentar la posición de la Casa Rosada fue el ministro del Interior, Florencio Randazzo, que ayer le puso un punto final a la situación de Moyano en el peronismo. "El que renuncia a un lugar es para irse y no para quedarse", respondió el funcionario, ante la consulta sobre el pedido de Scioli para que Moyano permanezca como vicepresidente del PJ a nivel nacional."Yo soy de los que piensan que cuando uno presenta la renuncia a un lugar es para irse y no para quedarse", abundó Randazzo, desde San Juan, en medio de una conferencia de prensa que dio cuando inauguró una sede de tramitación rápida de DNI junto al gobernador José Luis Gioja. Como para que no quedaran dudas de la posición oficial, el ministro le envió otra advertencia a Moyano. "Este es el Gobierno que más ha hecho por los que trabajan", abundó.El líder sindical había anunciado el 15 de diciembre su renuncia tanto a la presidencia del PJ bonaerense como a su cargo en la estructura del partido a nivel nacional. La posición que ayer hizo explícita Randazzo fue en representación del Gobierno, aclararon fuentes oficiales, después del silencio que había reinado anteayer en Balcarce 50 cuando se conoció la convocatoria de Scioli.Según pudo reconstruir LA NACION, la Casa Rosada tomó con malestar la jugada del gobernador de convocar a Moyano sin consultar a la Presidenta. No en vano fuentes al tanto de la estrategia...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA