El Gobierno quiere darle prioridad al consejo económico y social

Después de la reforma judicial, antes de la despenalización del aborto. La demorada y ambiciosa creación, por ley, de un consejo económico y social que diseñe "políticas de Estado" de mediano y largo plazo junto a empresarios y sindicatos está entre las prioridades inmediatas del gobierno de Alberto Fernández, empeñado en imponer "su" agenda en medio de las urgencias que impone la pandemia del coronavirus."Se habla permanentemente del tema. La idea es diseñar políticas de Estado entre los tres actores centrales del país", afirmaron muy cerca del Presidente, quien anunció la creación del consejo en su discurso del 1º de marzo ante el Congreso, y conversó del tema a principios de este mes con los líderes sindicales y referentes del empresariado, en la quinta de Olivos, cuando obtuvo de ellos el apoyo a la renegociación de la deuda. "La presentación del proyecto será un disparador para el consenso. Esperamos el momento adecuado", agregaron desde un despacho cercano al de Fernández.La idea de "un nuevo acuerdo social" que ayude a la Argentina a salir del desolador panorama económico que trajo consigo la política de combate es compartida por empresarios, sindicatos y la Iglesia, aunque desde los tres sectores temen que su puesta en marcha "llegue tarde", ante la magnitud del descalabro, y creen en la necesidad de soluciones urgentes "de coyuntura" para paliar los efectos de la crisis."Son políticas de gestión de mediano y largo plazo; el proyecto nos parece interesante", afirmaron voceros de la CGT. Desde la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE), que agrupa a muchas de las firmas más importantes, aseguraron a la nacion que aún no fueron convocados, pero que "ya le han manifestado al Gobierno su vocación de participar en el consejo". Referentes del Episcopado, con tono similar, afirmaron que "la Iglesia dialoga siempre con todos los sectores, a través de Cáritas y la Pastoral Social", y señalaron como antecedentes la participación en la denominada Mesa contra el Hambre organizada por la Casa Rosada al inicio de su gestión, y el proyecto "seamos uno" de entrega de alimentos a barrios carenciados junto a otras ONG, bendecida por el Presidente.Preocupadas por el efecto de la cuarentena en la actividad de la economía, la CGT, la UIA y la Iglesia ya dieron los primeros pasos y avanzan en la creación de un "comité de crisis" que aporte soluciones para el corto plazo. "Para salir de esto, vamos a tener que aportar desde todos los...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba