El Gobierno se prepara para dar batalla a la suba de precios con un ojo en la campaña

 
EXTRACTO GRATUITO

El gobierno de Mauricio Macri quiere dar batalla contra la suba de precios de los alimentos y artículos de primera necesidad. Presume que será su principal adversario en las elecciones del 22 de octubre, especialmente en el conurbano bonaerense. Por eso analiza un plan de rebajas del 50% en cadenas de supermercados con tarjetas de crédito y débito del Banco Provincia.

El proyecto está en "stand by" en la entidad bancaria que preside Juan Curutchet. Un objetivo principal es promover el consumo frente a la caída de este ítem en los supermercados en estos meses y facilitar el acceso a la canasta básica con precios accesibles.

Es una de las principales herramientas de la campaña que surgieron hasta ahora, según reconocen en la Casa Rosada, para pelear contra la inflación en alimentos.

En el directorio del Banco Provincia, el asunto se discutió ayer en forma acalorada, pero no hubo ninguna definición pese a que hasta anteayer todo parecía encaminado hacia un anuncio en pocas horas. Hubo un fuerte hermetismo durante toda la jornada.

La medida es promovida con fuerza por la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, que conoce la difícil situación de vastos sectores populares del conurbano, donde el peronismo se hace fuerte electoralmente. En los municipios del primer y segundo cordón gana fuerza la figura de Cristina Kirchner como candidata a senadora. La pobreza y la inflación carcomen el poder adquisitivo de la clase media.

El proyecto que se trabaja en el Banco Provincia, adelantado por Infobae anteayer, consiste en un plan de rebaja del 50% en la compra de artículos de supermercado. Se reintegraría hasta un tope de 1500 pesos por mes, por cada tarjeta de crédito o de débito, en el caso de una compra de 3000 pesos. Se acordaría con las cadenas un solo día para que el público pueda hacer compras, probablemente el segundo miércoles del mes, según dijeron a LA NACION en el Banco Provincia.

Pero una discusión que se había abierto ayer era si un mismo titular podrá usar ambas tarjetas en un mes, la de crédito y de débito, y así sumar los dos beneficios hasta totalizar un reembolso tope de 3000 pesos. De ese modo, los beneficiarios podrían hacer, en el día determinado, una compra de 6000 o 7000 pesos, pagar con las dos tarjetas y recuperar 1500 pesos por cada una.

El dinero del reembolso lo pondría, en parte, el Banco Provincia, y otra parte se negociaría con las cadenas de supermercados. "Todo eso está en estudio", dijo ayer una fuente de la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA