El Gobierno evitó un paro de colectivos, pero evalúa una nueva suba del boleto

 
EXTRACTO GRATUITO

Con la promesa de revisar la tarifa en el boleto de los colectivos urbanos y redireccionar los subsidios al transporte de larga distancia, el Gobierno evitó que hoy , que exige un alza salarial del 30 por ciento.En caso de concretarse la suba del boleto, sería el segundo incremento que se dispone en lo que va del año. El 1° de enero el boleto pasó de $ 1,50 a 2,50 para los usuarios que abonan el pasaje con la tarjeta SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico) y ascendió a $ 5 para los que utilizan monedas., el jefe de Gabinete, , se comprometió ante Roberto Fernández, líder de la UTA, a resolver la demanda salarial. Ayer se activó un comité de crisis, al que se sumaría recién a partir de hoy el sector empresarial."Suspendimos el paro porque hubo una mesa de diálogo, con buena predisposición. Entramos en un compás de espera hasta la semana que viene. El Gobierno va a tener que poner la plata si no quiere un aumento de tarifa. O suben el boleto o suben el subsidio. El Estado es el que les paga a las empresas, y éstas a nosotros", dijo anoche Fernández a LA NACION.El nudo del conflicto no es únicamente el reclamo por un aumento salarial para unos 100.000 colectiveros. Existe, además, una creciente incertidumbre porque estaría en riesgo el futuro laboral de unos 5000 choferes de los colectivos de larga distancia. El sector se desplomó tras la quita del subsidio al combustible y por la competencia aerocomercial, sobre todo, la de Aerolíneas Argentinas. Según Fernández, el Gobierno se comprometió a "analizar" un beneficio impositivo en el abastecimiento de gasoil para las empresas. Este subsidio fue dado de baja a partir de la fractura de la alianza entre y el kirchnerismo.Con la paritaria en suspenso desde el 1° de enero, la UTA obtuvo en marzo entre $ 1200 y 1400 a cuenta del porcentaje anual que aún no se acordó. Desde entonces, se desató una pulseada que aún no termina. Fernández, que antes exigía un 35% de aumento, anoche bajó sus pretensiones en cinco puntos.En la UTA anoche se hacían cuentas y se cruzaban números. En uno de esos análisis, un colaborador de Fernández hizo pública la siguiente ecuación: "Si el boleto urbano sube 0,50 centavos y hay 9.000.000 de usuarios por día, se recaudarían $ 4.500.000 más por cada jornada. Y así nos pagan el aumento que pedimos".Así como el sindicato está a tiro de conflicto, el ánimo no es muy distinto entre los empresarios. Sucede que el Gobierno mantendría una deuda vinculada al retraso...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA