El Gobierno evalúa proyectos para bajar algunos impuestos

 
EXTRACTO GRATUITO

La semana pasada, en su primera reunión de gestión con el presidente , el ministro de Hacienda, , obtuvo luz verde para avanzar con lo que serán los grandes lineamientos de la reforma fiscal. La idea, confiaron a LA NACION fuentes de Hacienda, sería poder someter el proyecto a votación del Congreso después de octubre.

Para ello, Hacienda contrató en los últimos días a la Fundación de Investigaciones Latinoamericanas, FIEL, el think tank de extracción liberal que hoy dirige Juan Luis Bour, y que cuenta entre sus economistas principales a Daniel Artana, Fernando Navajas y Santiago Uribiztondo.

"Es un asesoramiento por tres meses. Armamos distintos equipos de trabajo y FIEL participará en uno de esos equipos", confirmaron a LA NACION voceros de Hacienda.

FIEL es una fundación que nació a comienzos de los años 60, a instancias de la Bolsa de Comercio, la Cámara Argentina de Comercio, la Sociedad Rural Argentina y la Unión Industrial Argentina. En ese grupo, la cuestión fiscal es motivo de estudio desde hace años. Tiene libros y documentos publicados sobre el sistema tributario argentino. El más reciente, de agosto de 2015, parece hecho a medida de la tarea que ahora le encomendó el equipo económico de Macri, ya que contiene un "análisis y evaluación de las propuestas para reformarlo".

Según el documento, un mejor sistema tributario podría ayudar a resolver la baja tasa de inversión que tiene la Argentina y el alto grado de evasión y elusión, sobre todo, en el mercado laboral. Advierte que no será fácil para el Gobierno de Macri hacer una reforma con una economía que crece poco y que tiene un déficit primario, en el mejor escenario, del 4,2% para este año. Ceder ingresos en pos de un sistema eficiente podría terminar siendo una tarea gradual, anticipa FIEL.

Su propuesta se basa en incrementar la base imponible -la cantidad de gente que paga impuestos- y reducir las alícuotas -bajar la presión tributaria-. Con respecto al IVA, el principal impuesto que apunta al consumo, la organización plantea eliminar los tratamientos especiales, que le generarían al Estado una pérdida del 0,1% del PBI, y plantear una única alícuota del 19% (hoy es del 21%, salvo excepciones).

A su vez, el estudio señala que debería eliminarse el impuesto interno a las ventas de automotores y reducir los aranceles que cobran los registros (del 30 y 50% al 10% de precio de venta). Lo que recauda el Estado por este tributo, afirma, se verá más que compensado por la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA