La gira problemática: rivales esquivos, quejas y lesionados

 
EXTRACTO GRATUITO

El inicio de la Liga de Italia le dibujó primero una sonrisa y, más tarde, una mueca de preocupación al cuerpo técnico de la selección. El director técnico Gerardo Martino observa que el arranque de las principales competencias europeas resultaron un trastorno para la agenda de la Argentina, que entre el 4 y el 8 de septiembre jugará, frente a Bolivia y México, en los Estados Unidos. Si los efectos residuales del FIFAgate complicaron para conseguir rivales para la doble jornada, las lesiones empiezan a generar turbulencias y la lista original de convocados sufriría retoques. Esto significaría un nuevo dolor de cabeza, ya que el entrenador rosarino deberá echarle mano a algún futbolista del medio local, una situación que ya provocó quejas cuando citó a Carlos Tevez y Fernando Gago, de Boca, que para esa fecha se medirá con San Lorenzo, rival directo en la pelea, por el torneo argentino.

La mala noticia para el Tata llegó ayer desde Roma y con un futbolista que, también por una lesión, llegó con lo justo a la Copa América de Chile. Lucas Biglia, el capitán de Lazio –donde también fue titular Santiago Gentiletti–, pidió ser reemplazado y se marchó del campo con signos de dolor, tomándose el rostro, por un golpe en el gemelo derecho. Hasta entonces, el volante era, además del jugador que abrió el resultado, al rematar de zurda, tras recoger un rebote, una de las figuras de Lazio. El equipo de la capital italiana pasó de un inicio arrollador, en el que marcó los dos tantos en seis minutos –entre los 17 y 23 del primer tiempo–, a un desenlace con suspenso, después del descuento de Bologna. "Sometimos a un control radiográfico a Biglia, quien presentaba una lesión muscular, pero a raíz del edema por el momento es imposible evaluar la gravedad", informó el médico Roberto Bianchini, de la entidad romana. En el informe, se descartó una lesión ósea: "Rodilla, tobillo y peroné están intactos", señaló el facultativo.

Biglia fue uno de los jugadores que apareció entre los posibles refuerzos de Real Madrid, tras el arribo de Rafa Benítez a la dirección técnica del poderoso club de España. Garantía de organización y sentido táctico, el futbolista seducía al entrenador, que lo enfrentó en las dos últimas temporadas, cuando dirigía a Napoli. Antes de la Copa América, un problema en los ligamentos de la rodilla derecha puso en duda su participación; en 2014, Martino debió desafectarlo de la gira por Asia, por la fractura del primer metatarsiano del pie...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA