Garré se despega del allanamiento

 
EXTRACTO GRATUITO

La ministra de Seguridad, Nilda Garré, convocó ayer de urgencia a la prensa para aclarar que "tiene confianza" en Amado Boudou, investigado en el caso Ciccone, y que no fue la Gendarmería, que ella conduce, la que filtró a los medios de comunicación información sobre el allanamiento judicial del miércoles pasado en un departamento del vicepresidente.De esa manera, Garré intentó despegarse del escándalo que complica a Boudou. Ella había elogiado el día anterior al juez Daniel Rafecas, que investiga a Boudou. Esa declaración había causado sorpresa en ámbitos políticos porque se dio después de que el vicepresidente acusara al juez de montar una operación mafiosa en su contra.Garré negó la existencia de una "supuesta contradicción" entre ella y el vicepresidente respecto de Rafecas. Y denunció una "manipulación" de algunos medios de comunicación que expusieron sus elogios a Rafecas como una diferenciación con Boudou.Además, la funcionaria kirchnerista señaló "con mucho énfasis" que la Gendarmería Nacional no tuvo nada que ver en la filtración del dato sobre el operativo del miércoles pasado en el departamento de Puerto Madero que pertenece a Boudou (y que está alquilado a nombre de Fabián Carosso Donatiello)."La información sobre el lugar que se iba a allanar estuvo totalmente encriptada por parte de la fiscalía", dijo Garré. Según ella, los agentes habían sido convocados el día anterior al operativo y se enteraron de la dirección exacta a la que debían dirigirse cuando estaban a 200 metros de llegar al lugar. Sabían la calle, pero no el número y el piso, explicó.Boudou, en el discurso que dio el jueves, había denunciado una "operación mafiosa" del Grupo Clarín y del juez Rafecas, cuya prueba central era que el diario de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA