Garantizan el acceso a un menú básico en escuelas públicas bonaerenses

 
EXTRACTO GRATUITO

De lunes a viernes, casi 1,6 millones de chicos recibían por lo menos una de las comidas del día en las escuelas bonaerenses. Este año, con la incorporación de 82.237 alumnos de 224 escuelas a ese servicio, se garantizaría el acceso universal al desayuno o la merienda en el nivel inicial y primario de la jurisdicción. Así lo informaron ayer las autoridades bonaerenses.

El Sistema de Alimentación Escolar (SAE) funciona en las 7259 escuelas de gestión pública de la jurisdicción. Ahí desayunan o meriendan 1.682.000 chicos. Por el grado de vulnerabilidad o el contexto social hay un porcentaje que también almuerza.

La administración del menú escolar recae tradicionalmente en los consejos escolares, integrados por candidatos votados en las elecciones municipales. Con la reforma del SAE desde hace dos años, 20 municipios asumieron la administración de los fondos provinciales destinados a cubrir el menú escolar. En las 115 intendencias restantes, la gestión sigue a cargo de los consejos escolares.

En 500 auditorías hechas desde 2016, se detectaron irregularidades que van desde el proceso de compras hasta la falta de equipamiento e infraestructura en los comedores. El 98% del personal de cocina no tenía formación en buenas prácticas de manipulación de los alimentos, entre otros incumplimientos de las normas de seguridad alimentaria. La deuda con los proveedores era de 720 millones de pesos para un menú de $3,90 por cada desayuno o merienda y $6,30 por cada almuerzo.

Según anticipó ayer la gobernadora , el presupuesto actual, que destina $7,90 por desayuno o merienda y $12,60 por almuerzo, aumentará un 15% el mes que viene "con una inversión de la provincia de $5244 millones" este año "para mejorar la calidad nutricional" de las raciones y el acceso de todos los alumnos de inicial y primaria al desayuno o la merienda. Cada almuerzo pasaría a costar $18,85, y el desayuno y la merienda, $11,85.

"Además continuamos con los controles y las auditorías para garantizar que el aumento de la inversión se traduzca en los platos de comida que se sirven a los chicos", dijo Vidal. Y agregó: "Por primera vez en 30 años se está observando minuciosamente cómo funciona el SAE y qué se puede mejorar para asegurarnos de que la comida llegue y los chicos coman con un menú obligatorio para todos los comedores escolares que garantice un piso mínimo de nutrientes".

El convenio firmado con la gobernación, a través del Ministerio de Desarrollo Social, que supervisa el...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA