Ganadores y perdedores: las ventas de las grandes empresas de la Argentina cayeron, pero hubo algunas que se salvaron

 
EXTRACTO GRATUITO

Una vez que bajaron las aguas de un convulsionado 2014, en el que hicieron de las suyas la caída del precio internacional de las commodities y las devaluaciones en los distintos países de la región, se pudo ver sobre la arena que entre las empresas de América latina, en general, y de la Argentina, en particular, se dibujaron ganadores y perdedores. Si bien el balance global fue deficitario, hubo sectores y compañías que salieron mejor parados de la "inundación".

Las ventas de las 44 empresas argentinas consideradas en el ranking cayeron 3,7% en dólares en 2014 respecto de 2013, según un informe de la revista América Economía, al que LA NACION tuvo acceso exclusivo, donde se analizan las 500 empresas de mayor facturación en la región. Las principales caídas correspondieron al sector automotor, lideradas por PSA Peugeot Citroën Argentina, que vio caer sus ventas en un 45,6%. En el otro extremo se destaca YPF, una de las pocas petroleras latinoamericanas que aumentó su facturación (20%).

Para entender por qué algunas compañías surfearon mejor las grandes olas que se abatieron sobre economías que se basan fundamentalmente en la exportación de materias primas, hay que analizar el contexto internacional, pero también poner la lupa en cuestiones coyunturales de la política desarrollada por cada gobierno.

Así, mientras que la baja de los precios internacionales de sus principales productos exportables golpeó en todos los países por igual, no sucedió lo mismo con, por ejemplo, la devaluación de cada moneda. Al escudriñar los números, se puede ver que el real brasileño se devaluó 9% comparado con 2013; el peso chileno, 15%; el colombiano, 7%; el mexicano, 4%, y el peso argentino 48%.

Camilo Tiscornia, director de la consultora CyT Asesores Económicos, explica que, si el tipo de cambio sube, el valor de las ventas baja. "Eso afecta a todos los sectores por igual. Ahora, después hay temas específicos de cada sector -analiza el economista-. En las automotrices, por caso, hay una caída estrepitosa de las ventas (cayeron en volumen 36% en el conjunto de todas, según Adefa). Entonces, vendieron 36% autos menos y, encima, al pasar de pesos a dólares su facturación, tuvieron que calcularla con un tipo de cambio más alto. Además, las exportaciones en 2013 cayeron 17% en volumen."

En ese contexto, no extraña que sea Peugeot-Citroën Argentina la de peor performance. Ahora bien, hubo también algunas firmas que dentro de la misma actividad, sufrieron caídas...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA