El funcionario con la cuenta en Andorra se defiende ante la OA

El subsecretario de Presidencia, Valentín Díaz Gilligan, presentará mañana ante la Oficina Anticorrupción (OA) su descargo para explicar por qué no declaró su participación accionaria en Line Action Ltd, una empresa radicada en Londres, dedicada al traspaso de jugadores de fútbol, que tenía US$1,2 millones en una cuenta en Andorra. Díaz Gilligan dijo a LA NACION que demostrará que "la acusación es falsa".

La investigación podría durar de dos a seis meses. La OA solicitará información a la Unidad de Información Financiera (UIF), así como también documentación a la Banca Pricada d'Andorra y al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para que informe si, en ese ámbito, el funcionario estaba obligado a presentar declaraciones juradas.

El Poder Ejecutivo respaldó a Díaz Gilligan. Fernando De Andreis, secretario de Presidencia, dijo que él funcionario, acusado de ocultar más de un millón de dólares en Andorra "no tiene una empresa offshore ni nada que se le parezca".

Díaz Gilligan atribuyó la cuenta a Francisco "Paco" Casal, un empresario del negocio del fútbol en Uruguay que enfrenó problemas con el fisco. "No hablé con Casal ni con el Presidente, no creo que sea necesario en esta instancia; ahora creo que es más importante presentar todos los datos contables de la sociedad", dijo a LA NACION el subsecretario de Presidencia.

Según el diario El País, Díaz Gilligan dijo que ocupó el cargo de director de la empresa Line Action para hacerle un "favor" a su amigo Francisco "Paco" Casal, porque "[Casal]tenía problemas con el fisco en su país". Pero luego relativizó la afirmación.

Aunque es él quien figura ante la documentación de la BPA como...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba