Fuerte baja de Ingresos Brutos y Sellos en la ciudad

El gobierno porteño enviará hoy a la Legislatura un proyecto para reducir en forma drástica la presión impositiva en Sellos e Ingresos Brutos, con un costo fiscal de $ 18.000 millones en un plazo de cinco años.

El ministro de Hacienda, Martín Mura, dijo a LA NACION que la decisión es que la ciudad de Buenos Aires ratifique de esta manera su adhesión al consenso fiscal firmado por el gobierno nacional y las provincias. "La idea es liberar a la actividad primaria de la mayor cantidad de impuestos posible e ir hacia un impuesto que grave la venta final", indicó Mura. Para no afectar las cuentas públicas, la reducción impositiva se completará en un plazo que llega hasta 2022.

El gobierno porteño prevé cerrar el año con superávit operativo y un déficit financiero de unos $ 10.000 millones. Los ejes del proyecto, que contempla una reducción del 55% en la presión tributaria, son los siguientes:

-La alícuota de Ingresos Brutos pasará del 8,7 al 3,9%.

-Se eliminará el 100% de la carga tributaria sobre los intereses de los créditos hipotecarios para vivienda única, luego de haber bajado la alícuota del 7 al 1,5%. Las operaciones ligadas al consumo quedarán con una alícuota del 7%, mientras que las de producción bajarán al 5%.

-El año próximo el 85% de las industrias de la ciudad no pagarán Ingresos Brutos y en 2022 el beneficio se extenderá a la totalidad.

-El mismo camino seguirán las actividades primarias (en 2020), el transporte de pasajeros y cargas (2021) y servicios de electricidad, gas y agua (2022).

-Se reducirá en la construcción (60% final, comenzando en 2018), comunicaciones (40%, también comenzando en 2018) y servicios financieros productivos (30%, comenzando en 2019).

Por otro lado, se ampliarán los montos del régimen simplificado de Ingresos Brutos para asimilarlos a las categorías del monotributo de la AFIP. Al respecto, se podrán incluir ingresos anuales de hasta $ 700.000 si se cumplen el resto de los parámetros referidos a superficie y consumo de energía.

De este modo, se beneficiará a unos 10.000 contribuyentes que actualmente deben tributar por el régimen general, es decir, con declaraciones juradas y pagos mensuales. En el caso de los comercios, un 90% de los contribuyentes de esta actividad no tendrán cambios en sus...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba