La fórmula nórdica para saldar una deuda histórica con las mujeres

 
EXTRACTO GRATUITO

Por su creatividad, se convirtió en un hito de la lucha global por la igualdad de género. El 24 de octubre de 2016, las mujeres de Islandia dejaron sus oficinas a las 14.38. ¿El objetivo? Mostrar lo que pasaría si trabajaran un 14% menos de tiempo, es decir, restaron de su horario el porcentaje exacto de la brecha salarial respecto de los hombres.

En noviembre de ese año, las francesas siguieron sus pasos: dejaron sus puestos de trabajo a las 16.34, para marcar una brecha del 15,1 por ciento.

Con esta misma lógica, en la Argentina, donde la diferencia es del 23,5%, las mujeres que trabajan de 10 a 18 deberían irse a sus casas puntualmente a las 16.07.

Al paso actual, la brecha salarial entre los sexos se cerrará solo en 100 años, según el Foro Económico Mundial (WEF). Pero de Islandia a Noruega y de Francia a Italia, muchos países han logrado significativos avances.

Islandia, que en 2022 será el primer país en cerrar su brecha salarial, es el modelo, según los analistas, aunque cada país tiene sus particularidades. En marzo de este año copó los titulares de todo el mundo: anunció una ley para obligar a las empresas de más de 25 empleados a probar que pagan los mismos salarios a hombres y a mujeres por el mismo trabajo.

No es la única nación con políticas activas en paridad de género. En general, los países nórdicos llevan la ventaja en cuanto a la igualdad entre licencias de paternidad y maternidad, al sistema de guarderías modelo, a colegios con horarios extendidos y a controles efectivos para evitar la disparidad salarial.

Según el Foro Económico Mundial (WEF), si hubiera más mujeres en puestos de trabajo, incentivadas a través de medidas que estimulan la paridad, se podría agregar US$250.000 millones al PBI de Gran Bretaña, US$1,7 billones al de Estados Unidos y US$ 2,5 billones al de China, por ejemplo. Pero todavía se está lejos. "A las mujeres se les paga menos, las jefas son una minoría y la maternidad todavía conlleva el riesgo de descarrilar una carrera profesional", agrega el WEF, y cita el caso de Gran Bretaña, donde "las mujeres ganan un quinto menos que sus colegas hombres, por lo que trabajan gratis los primeros 67 días del año".

En la Argentina, la situación no es muy distinta. Según un informe de la consultora Accenture, es fundamental crear un ambiente de trabajo en el que hombres y mujeres tengan las mismas oportunidades. Hasta ahora, por cada 100 hombres que acceden a puestos ejecutivos, solo lo logran 46 mujeres.

"Éramos varias mujeres ejecutivas en la compañía, pero a medida que fuimos quedando embarazadas nos fueron volando a todas, hasta que quedó una cúpula solo de hombres", cuenta Valeria N., que trabajaba en una agencia de comunicación a nivel senior...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA