La formación docente, eje de un nuevo proyecto de cooperación con Francia

 
EXTRACTO GRATUITO

La formación docente profesionalizada, basada en resultados de la investigación científica en distintos campos asociados con el trabajo en las aulas y la evaluación sostenida de indicadores de calidad, es uno de los factores esenciales en un sistema educativo que aspire a alumnos "exitosos", de acuerdo con dos representantes del Ministerio de Educación de que intercambiaron conocimientos y experiencias con funcionarios locales.Christophe Bernard, jefe de la Oficina de Formación del Personal Docente y de la , y Ludovic Morge, director de la Escuela Superior del Profesorado y de la Educación de Clermont-Auvergne (centro de Francia), participaron la semana pasada de una reunión del Instituto Nacional de Formación Docente (Infod), a propósito de la reunión de la Mesa Federal de Formación Docente. Ambos forman parte de un proyecto de cooperación educativa bilateral, según precisaron desde la embajada de Francia.En la sede del Instituto Francés de la Argentina, frente al Palacio San Martín, Bernard y Morge conversaron con LA NACION sobre políticas públicas, desafíos en el aula para lograr "alumnos exitosos" -como definen- y la importancia de las decisiones basadas en la investigación para diseñar planes de formación docente."Tenemos la oportunidad de identificar diferencias estructurales, pero también puntos de encuentro sobre ciertos interrogantes actuales, como las innovaciones pedagógicas, la formación a distancia o el lugar que tiene que ocupar lo digital en la capacitación de alumnos y docentes", indica Bernard, doctor en Letras con formación de grado en docencia universitaria e integrante del jurado del concurso de admisión al cuerpo de inspectores del Ministerio de Educación de su país.Otra coincidencia entre ambos países, según destaca, es la "masificación" de la educación en el sentido positivo del término. "Lo que tenemos que lograr, ahora, es la individualización a través de la diferenciación pedagógica: atender las necesidades diversas entre los alumnos de un sistema educativo colectivo", precisa.En el camino para lograrlo, suma la revolución digital ("que también es cognitiva", afirma) y la formación de maestros y profesores que "contribuyan al éxito de sus alumnos en un colectivo como nación", indica sobre un desafío que atribuyó a la sociedad, no solo al sistema educativo.Morge dirige uno de los 32 institutos de formación docente de Francia. Ahí llegan los aspirantes a maestros y profesores con un título universitario previo de...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA