La familia que pasó sus vacaciones en el corazón de la epidemia de dengue

Cada verano, Miriam Oviedo viaja con su familia a Misiones, donde combina la visita familiar anual con las vacaciones. Pero esta vez, volvió a Buenos Aires muy asustada. El nuevo año la sorprendió con fiebre de 40 grados, mucho dolor de cabeza y la sensación de que los ojos se le hundían. Nunca había sentido semejante dolor en el cuerpo.

En el hospital de Posadas, el médico le hizo el diagnóstico en el momento: "Tiene dengue", le dijo, sin dudar. Le indicó reposo, paracetamol para el dolor de cabeza y el cuerpo, y tomar mucha agua. "Me dijo que si tenía hemorragia, que volviera al hospital. Me asusté tanto por lo mal que me sentía, que le pedí a mi marido que sacara los pasajes para volvernos a casa con los chicos", cuenta a LA NACIÓN Miriam, de 42 años. Está en la puerta del hospital Muñiz, donde ahora está internada su hija, que también se enfermó.

De los cinco integrantes de la familia, dos contrajeron la enfermedad, y otra de sus hijas presentó los primeros síntomas. Sus familiares de Posadas se contagiaron todos.

En el hospital de Posadas, a Miriam no le dieron ninguna constancia por escrito del diagnóstico. Sólo le dijeron que todo quedaba computado. "Tuve cinco días de fiebre muy alta -dice-. No me podía levantar de la cama del dolor de huesos. Y el de cabeza era muy fuerte y constante. No quería comer. Sólo tomaba agua."

Con Claudio Jáuregui, su marido de 47 años, viven en Villa Lugano. Ella es madre de cuatro chicos: Priscila (20), Julio (19), Camila (16) y Mauricio (10). Con su marido conocen bien de qué se trata el dengue. Y aseguran que lo que vieron este año en Misiones no es lo mismo de veranos anteriores: es como si esta vez los mosquitos se hubieran vuelto resistentes, coinciden. "Cuando llegamos, todos mis familiares y mis amigas estaban enfermos", dice ella.

Allá, en la calle, el almacén, los bares, la gente habla, preocupada, del dengue. "Mi mamá me dijo que hay mucho mosquito, mucha enfermedad. Que los que están más graves quedan internados y al resto, los mandan a la casa. Está lleno de casos y nadie dice nada", asegura.

El último Boletín Epidemiológico que publicó el Ministerio de Salud de la Nación muestra que en las tres primeras semanas del año, las provincias informaron al sistema nacional de vigilancia sanitaria sólo 722 casos de dengue, 44 de chikungunya y cuatro de zika, estos dos últimos en estudio. Hasta el miércoles, sólo Misiones informó que ya superaba los 1800 casos de dengue. Desde el Ministerio de...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba