Exportadores de carne no le temen a Trump: planean volver a EE.UU.

 
EXTRACTO GRATUITO

Confiados en que el freno al ingreso de limones argentinos por parte del nuevo gobierno norteamericano se trató de un mero traspié administrativo y no de una barrera comercial, los exportadores de carne vacuna argentina creen que en marzo o, a más tardar, en abril se los autorizará a volver a exportar a Estados Unidos.

Según explicó el presidente del Consorcio de Exportadores de Carnes Argentinas (ABC, en sus siglas en inglés), Mario Ravettino, el país ya tiene cumplidos todos los pasos sanitarios requeridos por las autoridades norteamericanas.

En diciembre pasado concluyó una misión de técnicos del Servicio de Inspección y Seguridad Alimentaria de Estados Unidos (FSIS, por sus siglas en inglés), que auditó el sistema de control para exportación de carnes vacunas del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa).

Tras esta misión, se espera que a fin de febrero o en los primeros días de marzo se dé a conocer el informe final que abriría paso a la reanudación de las exportaciones. Para los técnicos del Senasa, el resultado de ese informe será positivo.

Los cálculos de los exportadores argentinos dan cuenta de un mercado por 20.000 toneladas anuales que ingresan sin pagar aranceles. Se estima que representarían unos 100 millones de dólares anuales si se tomaran en cuenta los últimos años en los que el mercado estuvo abierto, en 1999 y 2000.

"Creemos que en principio se exportará carne para hamburguesas y más adelante ingresarían cortes de mayor valor", dijo a LA NACION el presidente del ABC.

Los exportadores apuestan a tener la mayor cantidad de mercados abiertos mientras se recompone la producción de animales pesados, que fue desalentada por la administración kirchnerista, que orientó el negocio ganadero sólo hacia el mercado interno.

En 2005 se llegó a exportar el 25% de la producción de carne vacuna. A partir de este año comenzaron las regulaciones y prohibiciones y ahora se destina apenas el 8% al mercado externo. No obstante, el sector privado no pretende ahora un desbalance entre los dos destinos.

La semana pasada, la Mesa de las Carnes, que reúne a todos los segmentos de los cuatro sectores principales (vacuna, aviar, porcina y ovina), le presentó a Macri un informe en el que le plantea que para este año se proyecta un excedente exportable global de 800.000 toneladas.

Hace algunas semanas, el Gobierno consiguió la apertura del mercado de Filipinas, que tiene importaciones totales por 340 millones de dólares al año...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA