El exceso de lluvias podría aumentar las pérdidas en la producción de granos

 
EXTRACTO GRATUITO

Las lluvias, que meses atrás eran añoradas mientras los cultivos perdían la batalla contra la sequía, hoy amenazan con dar el golpe de gracia a los cultivos de soja que aguardan en vano el paso de las cosechadoras. "Las precipitaciones de los últimos 20 días dejaron muy afectadas en la pampa húmeda 3 millones de hectáreas", advirtió la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) en su informe mensual de estimaciones agrícolas.

La entidad indicó que la cosecha en el nivel nacional está frenada sobre el 61% de la superficie total a recolectar, frente al 67% levantado un año atrás. "De los 15,5 millones de hectáreas implantadas con soja en la región pampeana, queda un 40% por ser cosechado. Y de esos 6,2 millones de hectáreas de soja sin cosechar hay 3 millones muy afectadas", detalló el reporte.

Según el análisis de la BCR, los más de 21 días de altísima humedad relativa y de temperaturas récord han activado la germinación de las semillas en las plantas. "Las posibilidades de desgrane, las enfermedades que se desarrollan y el brotado pueden traducirse en pérdidas de rendimiento y, por lo tanto, en nuevos recortes", agregó la entidad que, no obstante, mantuvo su cálculo de cosecha en 37,03 millones de toneladas.

Por su parte, la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) explicó que el clima húmedo frena la cosecha en gran parte de la región agrícola. "Desde nuestro informe semanal anterior registramos el paso de otro frente de tormenta que resultó relevante, no solo por la gran extensión de su cobertura, sino por el significativo volumen de agua descargado en poco tiempo", dijo. La entidad advirtió que la demora en la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA