Euforia en Europa tras un acuerdo

 
EXTRACTO GRATUITO

PARIS.- Presionados por una crisis que amenaza el futuro de la http://www.lanacion.com.ar/1427285-para-salvar-a-eeuu-del-contagio-obama-presiona-mas-a-la-ue (UE) y de la economía global, los seis grandes bancos centrales del mundo se comprometieron, como durante el crac de 2008, a asegurar toda la liquidez que necesite el sistema financiero por lo menos hasta febrero de 2013.Cuando faltan nueve días para una cumbre crucial para el futuro del http://www.lanacion.com.ar/1427225-la-crisis-del-euro-una-amenaza-global , ese gesto espectacular permitió descomprimir la enorme tensión que agobia a los países más endeudados de Europa y aliviar al sector bancario, virtualmente paralizado.Las bolsas reaccionaron con euforia y subas de 4% en promedio apenas el Banco Central Europeo (BCE), la Reserva Federal (Fed) y los bancos centrales de Canadá, Inglaterra, Japón y Suiza anunciaron que facilitarán y extenderán hasta febrero de 2013 los intercambios en divisas entre ellos y -cuando sea necesario- proseguirán hasta nuevo aviso sus operaciones de refinanciación a tres meses.Ese inusual firewall monetario fue adoptado para impedir la propagación de la crisis de la deuda europea, que amenazaba con saltar rápidamente a otras regiones y podía poner en peligro la estabilidad financiera mundial. Ese programa de expansión cuantitativa, que consiste en otorgar facilidades ilimitadas a las instituciones financieras, permitirá cortar de raíz la sequía de crédito que paralizaba la actividad en Europa: ante el temor de encontrarse frente a una ola de insolvencias, los http://www.lanacion.com.ar/1426787-los-bancos-se-preparan-para-el-fin-del-euro habían dejado de prestarse y también congelaron los créditos a empresas y particulares. Esa reacción en cadena ralentizó la actividad económica y aumentó el riesgo de recesión.El programa de los seis bancos centrales prevé que el BCE provea yenes, francos suizos o dólares norteamericanos y canadienses a los establecimientos financieros. El objetivo es que los bancos europeos puedan aprovisionarse en divisas, sobre todo en dólares, para seguir prestando a particulares y empresas.El acuerdo "debería calmar el pánico que existe sobre los bancos europeos y ayudar a impedir el derrumbe devastador del crédito", afirmó Christian Schulz, del banco Berenberg. También demuestra que "el BCE está dispuesto a hacer lo necesario para proteger a su sector", continuó.Pero la tregua podría ser de corta duración, pues la eurozona no consigue hallar una...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA