La estrategia es aguantar hasta que la tormenta amaine

 
EXTRACTO GRATUITO

Por lo cambiante se podría decir que cada edición de Palermo tiene un humor que lo caracteriza. Y la paleta de los estados anímicos que fueron protagonizando esta muestra es tan amplia que contiene desde la euforia del 2005 o la crispación del 2008 a la incertidumbre que dominó el año pasado.De las charlas en los stands, en los cocteles de entrega de premios de las Asociaciones o almuerzos en el restaurante central surge que en esta edición lo que prevalece es un sentimiento de resistencia parecido al que experimenta un maratonista que se encuentra exhausto en el kilómetro 34 pero con voluntad de correr los 8 kilómetros que le faltan hasta la meta.El 2015 y el cambio de gobierno funciona para muchos productores y empresarios del agro como bandera a cuadros por lo que están dispuestos a resistir desde el incremento de la presión impositiva y sus costos de producción hasta la caída de precios.El optimismo se basa en la evidencia que el tren seguirá pasando y la oportunidad que brinda el mundo a los provedores de alimentos como Argentina seguirá por unos cuantos años más. Y además porque los partidos políticos de la oposición se están mostrando como un aliado del campo.Pero en esto de ponerse el casco y resistir lo que prevalece es una actitud empresaria muy defensiva que tiene a la inversión como el principal damnificado. "No se mueve nada, las agronomías y veterinarias de los pueblos están prácticamente paradas", afirmaba un distribuidor de insumos, asiduo concurrente a la semana de Palermo.Los fabricantes de maquinaria agrícola, con grandes ausencias en esta edición de Palermo, tuvieron caídas de hasta el 40% en el primer cuatrimestre del año con respecto al año pasado.Nadie desconoce que el freno a la inversión pone en juego la competitividad. "No importa, lo que cuenta es resistir y llegar al 2015 con la menor descapitalización posible", reflexiona esta versión de empresarios resistentes.Pero el desafío para capear la tormenta necesitará de habilidades empresarias más allá de la voluntad. Resolver interrogantes como:En el caso de los agricultores resolver una ecuación con la soja por debajo de los 280 dólares y con un año con mucha agua en los campos y pronóstico de año Niño con abundantes precipitaciones.En el resto de las actividades lo que contará será administrar los margenes cada vez más pequeños amenazados por la suba de costos de producción. En esto la presión impositiva juega como un factor de desaliento y generador de incertidumbre. Según los tributaristas, el Estado ya se lleva el 74% de la renta agropecuaria.Y entre las preocupaciones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA