Los espías están de regreso

 
EXTRACTO GRATUITO

Ya quedaban pocas esperanzas. Los meses pasaban, los anuncios de estrenos y nuevas temporadas llegaban y no alcanzaban los dedos para cruzar ni los argumentos para esgrimir en favor de la llegada de la segunda temporada de The Americans, una de las mejores series en el nutrido panorama actual de ficciones excelentes. Sin embargo, como está sucediendo con muchas de las más destacadas propuestas de la pantalla chica, esas que sostienen capítulo a capítulo la era dorada de la TV y les dan batalla a las películas en casi todos los géneros, The Americans no aparecía en el cable local. Como si se tratara de una de las víctimas de Elizabeth (Keri Russell) y Phillip (Matthew Rhys), el dúo de espías soviéticos afincados en los Estados Unidos en la década de los ochenta, el ciclo parecía haber desaparecido sin dejar rastro. Y de repente, cuando ya nadie lo esperaba y muchos ya habían optado por descargarlo ilegalmente, casi ¡dos años después! del estreno de sus primeros 13 capítulos, esta noche, a las 22, por la señal premium Fox Action, llega la segunda temporada. Que el ciclo haya pasado del cable básico (antes se veía por FX ) a un canal premium y que el método de la postergada emisión elegido sea "quemar" dos episodios por semana es un síntoma del complejo estado de situación de la TV paga local.

Lerdos y perezosos muchos de los canales de series que solían ser la gran atracción del cable básico parecen estar firmando su propio certificado de caducidad. Frente a la rapidez, la inmediatez y la flexibilidad de la oferta online, en constante movimiento expansivo, la ficción en serie del cable se contrae hasta colmarle la paciencia a su público. ¿De qué otro modo podían reaccionar los seguidores de The Americans cuando el estreno de la notable segunda temporada no se vislumbraba aun cuando la serie coleccionaba elogios, premios y hasta el honor de quedar en la lista de los mejores programas del año para el prestigioso American Film Institute?

Lo cierto es que más allá de la miopía de los programadores locales, y aunque lleguen con tanto retraso, los nuevos episodios son imperdibles. En esta segunda vuelta se profundizará la estructura narrativa de los primeros capítulos que al tiempo que contaban la historia del matrimonio por conveniencia de los Jennings, espías rusos infiltrados en los Estados Unidos de Ronald Reagan, el trayecto individual de cada uno de ellos en pos de reencontrarse con el afecto mutuo que ni siquiera sabían que sentían, y la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA