Escuchar, co-crear y amar, las nuevas reglas del management moderno

 
EXTRACTO GRATUITO

El martes último fue un día helado en materia de temperatura, pero cálido en el workshop internacional que se vivió con Humberto Maturana y Ximena Dávila en directo, desde Chile, a través de una teleconferencia organizada por Al Grupo Humano y llamado Reconstruyendo el entramado social de las organizaciones."Tenemos que abrir espacios de conversación donde nos podamos encontrar", fue una de las recomendaciones de Humberto Maturana. Simple, pero efectiva. En sintonía con estos tiempos en materia de management, donde se aconseja que las organizaciones sean horizontales en vez de verticales, que las personas trabajen en equipo y que el poder de escucha sea infinito, tanto Maturana como Dávila no se cansaron de poner el foco en el factor humano de las empresas.Humberto Maturana es un nombre que tiene peso propio en el mundo de las organizaciones. Biólogo y epistemólogo, construyó, a través del estudio de los procesos cognitivos, un puente hacia un mejor entendimiento entre las personas. Padre del coaching ontológico, es reconocido por su mirada sobre la persona fundamentada en la biología, y que se aplica para lograr mejoras en las organizaciones.Recibido de médico en la Universidad de Chile, obtuvo su doctorado en Biología en la Universidad de Harvard y trabajó como investigador en MIT. Tiene varios libros publicados; algunos de ellos son La objetividad, un argumento para obligar (1997) y Transformación en la convivencia (1999).En 2000 fundó, junto a la especialista en relaciones laborales Ximena Dávila, el Instituto de Formación Matríztica dedicado al análisis de la dinámica de la matriz biológica en la existencia humana.Un día para pensarDurante un día laboral, la Argentina, México y Chile estuvieron unidos a través de una pantalla gigante. La tecnología en este caso acerca a personas de diferentes países que, sin embargo, comparten la misma inquietud: cómo liderar exitosamente dentro de una organización.Quizá toda la jornada se pueda resumir en una palabra: escuchar. Simple, pero complejo.Para empezar, según los expertos, la diversidad no debería ser un problema, sino una oportunidad reflexiva y creativa. Presenta algo distinto y es bueno escucharla. "Todos los seres humanos somos hermosos en la realización de nuestro vivir. Las diferencias son motivo de reflexión para que no haya discriminación", dice Maturana."Estábamos trabajando en una escuela rural –cuenta Dávila–, cuando nos encontramos con una persona que nos conmovió. Aprendí con mi mamá y mi papá...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA