Emprendedores: redes que ayudan a poner ideas en marcha

RESUMEN

Aun en un contexto económico no favorable, hay cada vez más acciones de diversas instituciones y del Estado para que los proyectos logren avanzar

 
EXTRACTO GRATUITO

Que alguien le comprara algo que no veía a alguien que no conocía, parecía, en América latina, cosa de locos. Hace más de 15 años, Marcos Galperín se aventuró a esa posibilidad remota al frente de MercadoLibre. Hoy, la compañía pública es un holding de empresas, valuado en unos US$ 5700 millones. Pero el exponente más exitoso del emprendedorismo argentino fue, en su tiempo, una de pocas excepciones.

A fines de los 90, los entrepreneurs se abrían el sendero a machetazos; sobre todo, para avanzar en terrenos inexplorados como era el de Internet. Sin embargo, en los últimos años distintas iniciativas del sector público y privado abrieron paso a los entusiastas, en especial los de nuevas generaciones, que buscan realizar sus proyectos en lugar de atarse a corporaciones.

Aun en un contexto macroeconómico desfavorable como el actual, un ejército de emprendedores persigue y crea oportunidades de negocios en el país. Pero ya no están solos. Marchan acompañados desde que diseñan un plan y arman una estrategia, y también cuando buscan fondos para salir al mercado y se lanzan a conquistar la región. Los entrenan y abastecen de recursos e información varias universidades, incubadoras y aceleradoras, fundaciones, ONG, empresas, inversores ángeles, capitales de riesgo, entidades financieras, y el Estado en sus distintos niveles.

Aunque todo ocurre de manera tibia y paulatina, cada vez más el potencial del talento local junto a una nueva táctica de innovación de las grandes empresas, producen una multiplicación de los apoyos. Es parte de una tendencia global, que ve en el emprendedorismo la forma de promover el desarrollo económico de los países. Con la ayuda de diferentes actores del ámbito, LA NACION compiló buena parte de las alternativas disponibles para ir a salvo por esta ruta bacheada de financiamiento, y en un entorno de altos riesgos económicos.

Los actores en la creación de una empresa se relacionan como un ecosistema. Ese entramado, dice Silvia Torres Carbonell, directora del Centro de Entrepreneurship del IAE y del Global Entrepreneurship Monitor (GEM), "se ha consolidado en el país en los últimos 15 años", a pesar de los avatares económicos.

En el último estudio del GEM, la Tasa de Actividad Emprendedora en etapa temprana cayó a 15,9% sobre la población total en 2013, desde 21% en 2011. Sin embargo, se destacaron a nivel local las capacidades existentes y un menor temor al fracaso. Son manifestaciones de un...

Para continuar leyendo

REGÍSTRATE GRATIS