El empleo formal sufre su ajuste: llegó el más temido efecto de la crisis

 
EXTRACTO GRATUITO

Más de la mitad de los argentinos conoce a alguien que en los últimos seis meses perdió su empleo, y tres de cada cuatro se sienten más inseguros en su puesto, en comparación con los primeros meses del año. Los datos, que surgen de una encuesta hecha por la consultora Ipsos Mora y Araujo durante julio, no hacen más que revelar la percepción cotidiana de la realidad que atraviesa el mercado de trabajo.Mientras la actividad económica aún mostraba, en los últimos años, una evolución positiva, se había perdido ya dinamismo en cuanto a la creación de puestos en el sector privado. Ahora, en un escenario de recesión, con caída en la actividad y el consumo y una creciente inflación, existen cada vez con mayor frecuencia y aunque con diferencias según la actividad, varias medidas de contracción: falta de reemplazo de personal cuando se produce una vacante; reducción de horas de trabajo; despidos por "goteo" (de a pocos empleados por mes); planes de retiro voluntario y de prejubilaciones; caída de personal eventual, y en los casos de actividades con índices más críticos, despidos masivos. Así lo marcaron varios referentes del mundo empresarial y del sindicalismo de diversos sectores, que fueron consultados por LA NACION.Entre las actividades más afectadas está la construcción, con cerca de 20.000 puestos perdidos en el último año, según fuentes sindicales. En la industria, la cantidad de ocupados fue en el segundo trimestre un 2% inferior a la de un año atrás, y el promedio de horas trabajadas cayó 3,4 por ciento. El cierre de restaurantes trajo la pérdida de 2200 empleos formales en la ciudad de Buenos Aires, según se indicó desde el sindicato de la actividad. Y el número promedio de empleados contratados por empresas para tareas eventuales se redujo un 11% interanual, lo que se traduce en unos 10.000 ocupados menos.En muchos casos, se busca evitar conflictos con despidos que se dan de manera dispersa.Los últimos datos oficiales del total de empleados en blanco, según las declaraciones al sistema jubilatorio, corresponden al primer trimestre del año. Entonces, el número total de ocupados se había mantenido casi sin cambios respecto de igual período de 2013, pero actividades como la industria, la construcción y algunos servicios ya mostraban una reducción del número de empleados.Respecto de lo que habría ocurrido en los meses siguientes, los datos de recaudación de aportes salariales a la seguridad social dan una pista: desde marzo, el crecimiento nominal interanual...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA