Empezó la mesa de diálogo sobre adicciones

Un reclamo de cooperativistas que brindan servicios a la ciudad obligó ayer a las autoridades porteñas a mudar de sede el primer encuentro de la mesa de diálogo sobre adicciones convocada luego de que la fiesta electrónica Time Warp puso en evidencia una vez más un problema preocupante desde la salud pública: el consumo de sustancias ilegales, pero también legales, como el alcohol y el tabaco.

Médicos, legisladores, referentes sociales, educadores, investigadores, deportistas, periodistas y hasta un youtuber compartieron ayer dos horas de trabajo en el Centro Cultural Recoleta. Fue en el Centro de Documentación, Investigación y Publicaciones (Cedip), aunque la convocatoria original era en la sede de gobierno porteña en el barrio de Parque Patricios.

Los resultados del Barómetro del Narcotráfico y las Adicciones en la Argentina del Observatorio de la Deuda Social Argentina de la Universidad Católica Argentina (UCA) indican que hay 65.000 personas en la ciudad de Buenos Aires que viven en hogares con problemas debido a la adicción al alcohol y las drogas. "Esto afecta a 10.000 jóvenes de 14 a 25 años", informó Solange Rodríguez Espíndola, investigadora del observatorio. "El consumo problemático de alcohol alcanza al 45% de los estudiantes de entre 13 y 18 años."

En el país, según continuó, el 3,6% de los hogares tiene algún integrante con adicción al alcohol o las drogas lo suficientemente grave como para que se reconozca el problema. Eso afecta a 230.000 hogares.

El subempleo o la desocupación del jefe o jefa del hogar es un factor de riesgo: llega a cuadruplicar la posibilidad de que la adicción al alcohol o las drogas se instale en la familia.

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, detalló los objetivos de la convocatoria, entre los que mencionó el diseño de estrategias de comunicación, prevención y políticas públicas orientadas a generar conciencia de los daños que provoca el consumo para reducirlo. Entonces, Fernando Straface, a cargo de la coordinación de la mesa, abrió el diálogo.

El youtuber Mariano Bondar, de 19 años, causó sensación. Desestructurado y sin vueltas, aportó al intercambio el punto de vista de su generación.

Además de Bondar y Rodríguez Espíndola, participaron los especialistas Carlos Damin, Facundo Manes, Geraldine Peronace y Silvia Cortese; la diputada Victoria Donda; el rector de la Universidad de Buenos Aires, Alberto Barbieri; la directora del Instituto de Prevención de las Adicciones de la...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba