Efectos y temas pendientes del anuncio sobre Ganancias

 
EXTRACTO GRATUITO

Los cambios anunciados el jueves último en el impuesto a las ganancias que pesa sobre las personas son vistos como un paso en dirección hacia una corrección del esquema, que quedó fuertemente distorsionado tras la insuficiente actualización que hubo en años de inflación y tras la aprobación de medidas del gobierno kirchnerista que dieron por tierra con los principios de progresividad e igual trato a igual nivel de ingresos.

En el caso de los asalariados, el impuesto se calcula de la siguiente manera: del sueldo bruto se descuentan los aportes a la seguridad social (jubilación, obra social y PAMI). Al monto resultante se le restan dos conceptos definidos por ley: uno llamado "ganancia no imponible" y el otro, "deducción especial". Estos dos ítems tienen determinados valores, que son los que ahora se elevan. Además, y en caso de corresponder, se descuentan otras deducciones informadas por la persona, ya sea por personas que están a su cargo o por determinados gastos. Esa cuenta define el ingreso imponible, es decir, la parte del salario sobre la que se calculará el impuesto.

El Gobierno decidió ahora llevar la ya mencionada "ganancia no imponible" a $ 42.318 anuales y la "deducción especial", a $ 203.126. Un ejemplo: a una persona que tiene un sueldo neto de aportes de $ 400.000 al año, en el cálculo se le descontarán de esa cifra $ 245.444 (la suma de los dos ítems) y, de esa manera, se llega a una cifra sujeta a impuesto de $ 154.556.

Esta cifra sería la válida para un trabajador sin cargas de familia. Si, en cambio, se trata de alguien que declara cónyuge y dos hijos a su cargo (no deben tener ingresos propios, o de tenerlos, deben ser muy bajos), entonces, además de los $ 245.444, se le descontarán de su salario neto otros $ 79.556. Y así, su ingreso para determinar el impuesto será de $ 75.000.

Con estas cifras ($ 154.556 en el primer ejemplo y $ 75.000 en el segundo), la fórmula de cálculo lleva a una tabla de alícuotas. Esa tabla fija tasas en forma progresiva según determinados rangos de ingresos. ¿Qué ocurre con este tema, uno de los más controvertidos? Los valores que están en esa tabla y que definen en qué escalón se ubica cada quien según su ingreso sujeto al impuesto fueron fijados en el año 2000 y nunca se actualizaron. Esto, conjugado con otras medidas tomadas en los últimos años, había dado una alta probabilidad, para los trabajadores alcanzados, de pagar las alícuotas más elevadas, eliminando la progresividad que con esa...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA