Economía: el gradualismo, una viga maestra que Macri no piensa tocar

El presidente impulsará un blanqueo laboral para reducir el empleo informal y un incremento de los días de licencia por paternidad. En el capítulo económico de su discurso ante la asamblea legislativa, el Presidente destacó la mejora en los indicadores económicos y se comprometió a seguir bajando la inflación y el déficit fiscal.

Frente a las críticas recibidas por parte de los ortodoxos y de la izquierda, ratificó el camino del gradualismo en materia económica. "Unos nos critican por ir demasiado lento: acá vinimos a reducir la pobreza, y los otros nos piden que nada cambie. Si nada hubiera cambiado estaríamos como un país con desintegración social", dijo en referencia a Venezuela.

El jefe del Estado inició su discurso en materia económica afirmando que "lo peor ya pasó: ahora vienen los años en que vamos a crecer".

Además, reiteró que "estamos combatiendo la pobreza", aunque no volvió a hablar del objetivo mencionado a principios de su gestión de llegar a la pobreza cero. "Vamos a cumplir con las metas de inflación y vamos a dejar de endeudarnos", afirmó, aunque esos objetivos no serían alcanzados este año, según todos los analistas privados. Sobre la marcha de los precios, dijo que las mejoras previstas serán posibles "porque la inflación irá bajando".

Por otro lado, pidió "evitar los diagnósticos apocalípticos", en referencia a los políticos y analistas que comparan la situación actual con la de 2001, pese a la fuerte diferencia entre ambos momentos de la historia.

Respecto de la situación fiscal, ratificó: "No podemos gastar más de lo que tenemos". De inmediato destacó el pacto fiscal con las provincias firmado en 2017. Luego de un déficit primario del 3,9% del PBI en 2017 (6% si se incluye el rojo financiero), se prevén un 3,2% para este año y un 2,2% el próximo.

"Llegó el momento de ser serios con la situación fiscal", indicó. El Gobierno asegura que este año el gasto...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba