Economía electoral: las medidas que conforman el 'plan calma'

 
EXTRACTO GRATUITO

Calmar el dólar. Aplazar aumentos de transporte y tarifas de servicios públicos. Congelar precios de bienes de primera necesidad. Lanzar programas de créditos con tasa subsidiada. Inaugurar obra pública. Mauricio Macri sumó su nombre al listado de quienes, desde el sillón de Rivadavia, recurren a este tipo de medidas en la antesala de una elección presidencial. Con matices y perfiles particulares, según la realidad que impuso el escenario macroeconómico y político de turno, estas iniciativas se han repetido en los sucesivos gobiernos democráticos en la historia argentina, en un intento de mejorar el clima electoral, apuntalar la imagen del gobierno en contextos económicos adversos y capitalizar en votos las herramientas que solo tienen a mano los oficialismos."Medidas electoralistas no hay. Son medidas para cuidar a los argentinos", sostuvo el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, al defender las iniciativas anunciadas recientemente por el Gobierno en materia económica, que pretenden contener el tipo de cambio, fomentar el consumo con estímulos de ingreso y aplacar los efectos de la inflación, que con el proyectado 4% de abril superaría el 16% en el cuatrimestre.En materia cambiaria, luego de la suba del dólar en las últimas semanas, el Gobierno archivó el dogma de la flotación que imperó desde octubre tras la renegociación del acuerdo con el FMI. Tras conseguir el aval del organismo, el Banco Central comunicó que volverá a intervenir libremente vendiendo reservas para evitar una disparada en la cotización de la divisa. Fue el tercer cambio en este sentido, luego de anunciarse la venta de US$60 millones diarios por parte del Tesoro a partir de abril y el congelamiento del techo de la banda cambiaria en $51,45 hasta fin de año.Como estrategia, anclar el dólar en un año electoral no es novedoso. Tras el estallido de la Convertibilidad en 2001, un esquema de atraso cambiario que se volvió insostenible aún con abultado endeudamiento y venta de activos estatales, recurrieron a esta estrategia Cristina Kirchner y el propio Macri, en 2017. "Es un esquema muy común en años electorales, porque permite, anclando un solo precio (el dólar), mantener o aumentar el ingreso real de la población en general y, de ahí, dar una sensación mayor de bienestar", explica Martín Kalos, fundador de Epyca Consultores.Con este mecanismo, que permite incrementar el salario real en dólares que da más aire al consumo y estimula la actividad económica, se intenta...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA