Ecoderecho: necesidad de su categorización constitucional

Autor:Enrique Luis Abatti - Ival Rocca (h) - Patricia E. Z. Ezcurdía
 
EXTRACTO GRATUITO

SUMARIO: I. Introducción. — II. Ecoderecho. — III. Análisis de una constitución bajo la óptica del ecoderecho. — IV. Contenido del cuerpo legal a proyectar. — V. Ámbito provincial. — VI. Ámbito mundial. - VII. Ámbito supranacional. —. VIII. Conclusiones.

  1. INTRODUCCIÓN

    La calidad del entorno humano es un derecho operativo de cada habitante, que supone la facultad de obtención por medio del derecho de una protección preventiva y por medio de la justicia, de una correctiva, por los hechos u omisiones que ocasionen deterioros del medio ambiente.

  2. ECODERECHO

    Es el conjunto de normas jurídicas que regulan las relaciones del derecho público y privado tendientes a mantener el medio ambiente libre de contaminación o mejorar sus condiciones en caso de hallarse contaminado (1).

    La finalidad última de esta novísima rama del derecho, es, contando con los estudios de las relaciones entre los organismos y su medio, por las normas necesarias para mantener o lograr el equilibrio natural.

    Ya en las Primeras Jornadas Argentinas de Derecho y Administración Ambientales (Buenos Aires, 1974), se propugnó incluir en nuestra Constitución Nacional en forma específica, la garantía del entorno humano, si bien implícitamente estaría insertada en el preámbulo, en la parte que establece promover el bienestar general... para nuestra posteridad...”.

    Surgiría asimismo, del juego de los arts. 14, 17, 28, 33, 67, incs. 11, 16 y 28 y art. 86 incs. 2º, 4º, 11 y 14.

    Los factores políticos y económicos tienen influencia primordial sobre el problema, ya que en muchas oportunidades y bajo dichas presiones, se adelantan o postergan soluciones, y ello en definitiva en beneficio o detrimento del ser humano, ya que el mismo tiene derecho a un mínimo de seguridad y sanidad ambiental (2).

    Los diversos ámbitos contaminables —aire, agua, suelo— tienen una estrecha interrelación.

    La contaminación del aire ha provocado seria preocupación en América Latina, especialmente en México y Brasil (conf. Boletín de Sanidad Panamericana, AB 2,1972) y últimamente en nuestro país (5º Conferencia de Aire de Puro. Buenos Aires, noviembre 1980).

    Se ha determinado mediante imágenes obtenidas por satélite que entre el 12 de setiembre de 1986 y ello de octubre de ese mismo año, en la Antártida se ha producido un importante hueco de ozono. El ozono protege a la Tierra contra el 99 % de la radiación solar y una reducción importante de su densidad — hueco de ozono— sobre zonas pobladas, provocaría un incremento en los casos de cáncer de piel, además de interferir en los ciclos biológicos de plantas y animales.

    La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos ha dictaminado en base a un estudio reciente, que la pérdida del 1 % del nivel de ozono atmosférico provocaría 20.000 casos adicionales de cáncer epidérmico por año en los EE. UU.

    Se estima que el hueco de ozono existente en la Antártida es de hasta un 50 % de pérdida de dicho gas, y tal es la alarma que esto ha producido en círculos científicos que ha trascendido al nivel político internacional, motivando que la NASA decidiera realizar investigaciones al respecto. tal el caso de los estudios atmosféricos que ha iniciado en agosto de 1987, mediante equipos especiales transportados en aviones ER-2 en altitudes de hasta 30 km. y DC-8 a nivel inferior, con la colaboración de Argentina, Gran Bretaña, Chile y Nueva Zelanda.

    Es indudable que la pérdida de ozono es causada por productos químicos tales los clorofluorcarbonos utilizados en la fabricación de aerosoles, refrigerantes y plásticos espumados.

    Esto ha motivado que las grandes industrias empiecen a preocuparse por hallar sustitutos que no contaminen. Por supuesto que no toda la culpa del fenómeno del ozono la tiene el hombre y sus industrias, ya que en esto influyen causas cíe orden natural, tales como la acción de los vientos y la actividad cíclica del sol (3).

    La contaminación del agua por descarga de desechos provenientes de actividades industriales, mineras, petrolíferas, por estancamientos de aguas en represas, uso de plaguicidas en zonas de acequias y la carencia de cloacas y aguas corrientes en zonas densamente pobladas origina graves perjuicios, a la salud del hombre y demás seres vivientes. En el caso del suelo, las contaminaciones tienen diversos orígenes, tales como los desechos industriales, las basuras, las inundaciones, obras públicas (calles, autopistas, terraplenes, puentes, vías férreas y subterráneos), y obras particulares (4).

    La fertilización de la tierra con abonos químicos durante mucho tiempo da como resultado un suelo agotado, salinización creciente y disminución del nivel freático. Actualmente se utilizan alrededor de medio millón de compuestos químicos sintéticos, y cada año salen al mercado unas mil fórmulas químicas nuevas. De los siete millones de sustancias químicas conocidas, aproximadamente 50.000 se producen comercialmente, y de éstas, 35. 000 han sido...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA