Dos nombramientos clave en contra de los reglamentos

 
EXTRACTO GRATUITO

Dos de los nombramientos de fiscales suplentes en las fiscalías de Primera Instancia de Comodoro Py 2002, donde tramitan las principales causas de corrupción que preocupan al Gobierno, no se condicen con lo que señala la letra de las resoluciones de la Procuración General de la Nación que regula el régimen de subrogancias.

Las designaciones son las del fiscal Juan Pedro Zoni, subrogante en la Fiscalía N° 8 que dejó vacante Gerardo Di Masi, recién ascendido a fiscal de tribunal oral, y la del fiscal Leonel Gómez Barbella, subrogante en la Fiscalía N° 5, que subrogaba Eduardo Taiano tras la muerte de su titular el fiscal Luis Comparatore.

La procuradora Alejandra Gils Carbó los nombró a pesar de que Zoni acababa de jurar como fiscal de Santiago del Estero y Gómez Barbella en La Pampa. En una de las resoluciones menciona que Zoni le mandó una nota en la que le decía que le asigne una subrogancia en cualquier otra fiscalía hasta que se habilite la suya. Y así lo decidió la procuradora.

Pero las resoluciones que regulan las subrogancias entre los fiscales establecen un mecanismo para cubrir las vacantes. La resolución N° 13 de 1998, firmada por el entonces procurador Nicolás Becerra, indica en su artículo cuarto que "los fiscales de Primera Instancia de la Capital Federal se subrogarán recíprocamente de acuerdo con el fuero que les es propio". Esto es lo que ocurría cuando Taiano cubría la fiscalía del fallecido Comparatore y lo que venía sucediendo hasta ahora. El reglamento señala que "en caso de imposibilidad de todos los fiscales de un mismo fuero, el reemplazo se efectuará" por un orden sucesivo establecido en la norma.

Nada de esto ocurrió y se dispuso reemplazar a ambos fiscales con otros de otra jurisdicción. El propio reglamento dice que las reglas anteriormente expresadas serán aplicables sin perjuicio de la facultad del procurador de designar como subrogante "a un fiscal de la Procuración General cuando razones de mejor prestación de servicio lo hagan aconsejable". Ni Zoni ni Gómez Barbella lo son.

Las designaciones de ambos funcionarios fieles a Gils Carbó a partir del 2 de febrero se dieron en fiscalías donde tramitan casos que interesan sobremanera al Gobierno y a la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA