Dispondrán de más policías para los patrullajes

La Policía de la Ciudad entrará mañana formalmente en funciones. Esa unión entre los 6000 efectivos de la Policía Metropolitana y los 19.300 agentes traspasados por la Policía Federal se encargará de la prevención del delito en las calles porteñas. De a poco, en un proceso que terminará en abril próximo, empezarán a verse los nuevos uniformes bordó y los patrulleros tendrán otra estética. Pero las modificaciones de vestuario y colores no frenan a motochorros. Por eso las autoridades del Ministerio de Justicia y Seguridad porteño quieren implementar una plan de reforma más ambicioso, con un objetivo inicial: poner más policías en tareas de vigilancia.

"Quiero entrar en una comisaría y no ver policías, porque estarán en las calles, cerca de los vecinos", dijo el jefe del gobierno porteño, durante la presentación de José Potocar como jefe de la nueva fuerza de seguridad. Para alcanzar esa meta se modificarán las tareas administrativas que cumplen las comisarías, según explicaron a LA NACION funcionarios que están al tanto del proyecto.

Será incorporado personal sin estado policial para ocuparse de tomar las denuncias de delitos. De esa forma se liberarán de los escritorios a los uniformados. La modificación del sistema de denuncias será uno de los ejes más importantes de la reingeniería policial en la ciudad. Se informatizarán los ingresos de testimonios de los damnificados para que pueda darse a conocer un delito sin importar la jurisdicción en la que se cometió el hecho.

Los vecinos tienen que peregrinar hoy de comisaría en comisaría hasta dar con la correcta para denunciar un robo. Para las autoridades porteñas, eso desalienta las presentaciones y genera un subregistro estadístico del delito.

En el nuevo proceso de prevención policial esas denuncias informatizadas permitirían un trabajo focalizado en los puntos calientes de la ciudad. Entre quienes conocen el programa de reforma se comenta que las comisarías dejarán de ser el centro del sistema de patrullajes, con menos autonomía en el cotidiano trabajo de asignar los recursos humanos en cada zona. Incluso, las brigadas de investigación dejarán de depender del comisario de cada...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba