El diseño argentino que se busca

 
EXTRACTO GRATUITO

PARÍS.-Las 92 prendas creadas por la diseñadora Jessica Trosman cuelgan en una de las salas de una gran casa de piedra con patio interno sobre la calle Braque, en el corazón del Marais. Dos veces al año, y desde hace cinco, la creadora argentina se instala con las colecciones de su marca, rebautizada Not To Be Understood, durante la fashion week parisiense.

Además de ver desfiles y organizar campañas publicitarias, la semana de la moda es ese momento clave en el que los miles de compradores y estilistas pasean por los más de 60 showrooms para descubrir lo nuevo y comprar las prendas que desembarcarán en las boutiques del mundo en menos de un año. Estar presente no es tarea fácil porque, además de los costos, no todas las marcas son aceptadas. Los showrooms agrupan a varios diseñadores, y los agentes que traen clientes ejercen una suerte de curaduría.

Para los pocos diseñadores argentinos que se cuentan con los dedos de una mano, esta ocasión les permite abrir una puerta que los expone a los percheros del mundo y, a su vez, les permite producir más en el país. Referente argentino por excelencia, NTBU está expuesta en más de 20 puntos de venta, como el multimarca chic L'Eclaireur en París, además de Hong Kong, Viena, Milán, Osaka, Lugano, Newport Beach, Los Ángeles y Mallorca, entre otros; todo gracias a su presencia en esta ciudad.

"Tenemos compradores europeos, asiáticos, estadounidenses y hasta de El Cairo. Algunos vienen a descubrir y muchos son clientes que vuelven. El esfuerzo es enorme. Te exponés ante ojos exigentes, clientes que, a tu lado, van a ver lo que hace Rick Owens. Cada año es un paso más, y a la vez les demostramos continuidad", explica Pato Bayá, socio de Jessica Trosman. "Los compradores internacionales buscan un producto diferenciado, no comercial, con detalles únicos. En sus multimarcas mezclarán la propuesta de un diseñador superconocido con algo de la colección de NTBU o de algún japonés, porque es lo que le resulta interesante a su clientela. Vienen a vernos porque a Jessica la conocen y saben de su nivel; los nuevos clientes se deslumbran con su desarrollo textil y diseño con identidad", agrega otra de sus socias, Paula Neira.

La colección Denimolición que presentaron durante la fashion week de París anteayer se vio en Buenos Aires y ya está colgada en el local de Villa Crespo.

A pocas cuadras de aquí, las 40 prendas de la argentina...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA