Sentencia de Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo , 28 de Abril de 2011, expediente 32.248/2009

Fecha de Resolución:28 de Abril de 2011
 
EXTRACTO GRATUITO

cÉwxÜ ]âw|v|tÄ wx Ät atv|™Ç

SENTENCIA N° 95.358 CAUSA N°32.248/2009

SALA IV “DIAZ DALMIRO C/LACORZE 3702 S.R.L. S/ DIFERNCIAS

DE SALARIOS” JUZGADO N° 28

En la ciudad de Buenos Aires, capital de la República Argentina, a los 28 DE

ABRIL DE 2011, reunidos en la Sala de Acuerdos los señores miembros integrantes de este Tribunal, a fin de considerar el recurso interpuesto contra la sentencia apelada, se procede a oír las opiniones de los presentes en el orden de sorteo practicado al efecto, resultando así la siguiente exposición de fundamentos y votación:

El doctor H.C.G. dijo:

I) Contra la sentencia de fs. 181/182 que hizo lugar parcialmente a la demanda, se alzan el actor (fs. 187/188) y la demandada (fs. 190/193).

II) La demandada se queja, en primer lugar, porque el Sr. Juez a quo consideró acreditadas la fecha de ingreso y la categoría invocadas por el trabajador.

A su criterio, los informes de la Policía Federal (fs. 48 y 132) serían insuficientes para ello, pues del acta policial “no resulta que el aquí actor se encontrara desempeñando tarea alguna en el establecimiento de la accionada como así tampoco la categoría laboral que dice tener en el libelo inicial”.

Asimismo, cuestiona la eficacia probatoria del acta de inspección del Ministerio de Trabajo del 11/9/08, en la que el actor aparece como “cocinero”, pues entiende que “el funcionario actuante no tiene facultades interpretativas como para poder merituar si el aquí actor era cocinero o ayudante de cocina” (sic) y agrega que “el aquí actor debió demostrar contundentemente, pues era su obligación procesal, la categoría laboral en la que pretende encuadrarse,

extremo que no logra acreditar en lo más mínimo” (sic).

Anticipo que, a mi juicio, el recurso no merece trato favorable, por las razones que paso a explicar.

III) Cabe recordar que el actor sostuvo en su demanda haber trabajado para la demandada como cocinero desde el 5 de abril de 2008 hasta el 3 de febrero de 2009 (fs. 5/7). La empleadora, en cambio, afirmó que aquél había comenzado a laborar en calidad de ayudante de cocinero el 1° de enero de 2009, por lo que 1

habría trabajado “sólo un mes” (fs. 27/28).

Mediante la resolución firme de fs. 128, el Juzgado tuvo a la demandada por renuente a la realización de la prueba pericial contable, lo que conduce a presumir como ciertos los extremos que debían constar en el libro especial, entre ellos los que controvierte ahora la apelante: fecha de ingreso y categoría (arts. 52

y 55 LCT).

Ello de por sí torna inoficiosos los agravios expresados por la demandada en este tramo del recurso, pues, en virtud de la citada presunción, pesaba sobre ella la carga de demostrar la falsedad de las afirmaciones del trabajador sobre esos hechos.

Sin perjuicio de ello, observo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA