Designar a Reposo, un desafío difícil para el Gobierno

Como en una partida de póquer, oficialismo y oposición esconden sus cartas de cara a la designación de Daniel Reposo, cuyo pliego el Poder Ejecutivo aún no remitió al Senado, para reemplazar como procurador general de la Nación a Esteban Righi, que renunció al cargo por las denuncias de tráfico de influencias que lanzara contra su estudio jurídico el vicepresidente Amado Boudou.Si el pliego ingresará en la Cámara alta esta semana, el kirchnerismo no tendría los votos para aprobarlo y se arriesgaría a sufrir una dura derrota legislativa, justo en medio de la euforia que en las huestes oficialistas generó la sanción de la expropiación del 51% de las acciones de YPF.Según lo establece la Constitución, la presidenta Cristina Kirchner necesitará el respaldo de los dos tercios de los presentes en el Senado para imponer a Reposo, declarado amigo de Boudou, como jefe de los fiscales. Esa proporción se presenta como una meta de difícil concreción para la Casa Rosada. En un cuerpo de 72 miembros necesitará de 48 votos positivos (en un escenario de asistencia perfecta, como ocurrió en la sesión en la que la Cámara alta rechazó la resolución 125) para alcanzar su objetivo.Y en este momento, la oposición dice contar con 25 votos dispuestos a rechazar la nominación de Reposo. Si estos números no varían (ya sea por algún cambio de postura o por una sorpresiva ausencia al momento de una hipotética votación), el Poder Ejecutivo tendrá que buscar un nuevo y mejor candidato."Si ellos avanzan enviando el pliego al Senado es porque tienen los números", conjeturó el senador José Cano (UCR-Tucumán) en diálogo con LA NACION.Si esto es así, los próximos días serán claves, ya que en poco tiempo expirará el plazo de exposición de antecedentes y de impugnaciones que abrió el Poder Ejecutivo, apenas horas después de la renuncia de Righi, sobre la figura de Reposo.La oposición al candidato de la Casa Rosada la encabeza el radicalismo, partido que cuenta con un bloque de 14 miembros en el Senado y cuya conducción nacional lanzó una campaña de recolección de firmas para frustrar la candidatura de Reposo.Si bien algunos sectores juegan a las escondidas, en algunos...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba