Un deshielo sin progresos

 
EXTRACTO GRATUITO

WASHINGTON.- El anuncio de una nueva cumbre entre el presidente de Estados Unidos, y el dictador norcoreano, resucitó el estancado proyecto de desnuclearización de Corea del Norte en uno de los peores momentos de la presidencia del magnate. La nueva cumbre, que aún no tiene fecha concreta ni lugar, ocurrirá poco más de medio año después del histórico encuentro en Singapur, que marcó el inicio de las negociaciones. Hasta el momento, el deshielo ha ofrecido escasos -por no decir nulos- avances tangibles. El anuncio llegó tras un hermético encuentro de una hora y media entre Trump y Kim Yong-chol, exjefe de inteligencia de Corea del Norte y jefe negociador de Pyongyang.Aunque las tensiones entre Washington y Pyongyang han cedido, la apertura de negociaciones aún debe arrojar resultados para ambos bandos. Las conversaciones se estancaron porque Corea del Norte se negó a proporcionar un informe detallado de su arsenal y sus instalaciones nucleares, y Estados Unidos, a su vez, se negó a levantar sanciones y brindar...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA