Delincuencia urbana y victimización de las víctimas

Autor:Eugenio R. Zaffaroni
 
EXTRACTO GRATUITO
Zaffaroni, Delincuencia urbana y victimización de las víctimas 1
Delincuencia urbana
y victimización de las víctimas*
Por Eugenio R. Zaffaroni
1. La política actual y la delincuencia urbana
Existe un preocupante fenómeno de delincuencia urbana en todo el mundo. La
vida se ha vuelto urbana, la población mundial tiende a concentrarse en ciudades y,
por ende, la criminalidad también, pero el hecho de la delincuencia urbana es pro-
yectado a la población a través de la comunicación masiva, que construye la reali-
dad de la delincuencia urbana (proyección mediática del hecho).
Por último hay una respuesta política al hecho y a su proyección. Teóricamen-
te, puede distinguirse la respuesta política al hecho (medidas preventivas y represi-
vas, servicio de seguridad, etc.) de la respuesta política a la proyección (discurso
político de seguridad) pero en la práctica no son independientes e incluso se con-
funden de modo inextricable: los legisladores, las agencias ejecutivas y los respon-
sables políticos de éstas e incluso los poderes ejecutivos, responden al hecho en la
forma en que éste es proyectado por la comunicación, porque ésta es la exigencia
de la llamada opinión pública.
En América latina –y quizá en todo el mundo– es cada vez más claro que la
respuesta política es a la proyección mediática y no al hecho mismo de la delincuen-
cia urbana. Urgidos los políticos por la proyección mediática, responden discursiva-
mente y condicionan a ella la respuesta al hecho mismo, al punto de desentenderse
de éste. No existen observatorios, estadísticas serias y orientadas a la prevención,
nadie se ocupa por investigar con miras preventivas el hecho mismo de la delin-
cuencia urbana, mientras los comunicadores sociales y los políticos sólo se centran
en la proyección mediática del hecho y manejan alguna estadística poco confiable y
bastante inútil para efectos preventivos. Se enfrenta la construcción de la realidad y
no la realidad, a la que parece que nadie intenta aproximarse.
Esta afirmación se verifica compulsando los presupuestos de seguridad, no se
destina dinero alguno a la investigación técnica del fenómeno de la delincuencia ur-
bana: frecuencia, dinámica, modalidades, barrios, situaciones de riesgo, población
de riesgo, etcétera.
No se puede prevenir lo que no se conoce, pero a nadie le interesa conocer;
luego, parece que a nadie le interesa prevenir.
Una preocupación creciente: la reparación del daño psíquico. Entre las medi-
das con que últimamente se trata de paliar la confiscación de la víctima, en algunos
* Texto de la conferencia pronunciada en el “XV World Congress of Criminology the Internacio-
nal Society of Criminology”, Barcelona, julio de 2008, afectuosamente dedicado al querido colega y
amigo Edmundo Hendler. Extraído del artículo publicado en la revista electrónica “Archivos de Crimi-
nología, Criminalística y Seguridad Privada”, vol. I, agosto - diciembre, México, 2008, editada por la
Sociedad Mexicana de Criminología Capítulo Nuevo León A.C. (www.somecrimnl.es.tl). Bibliografía
recomendada.

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA