Definen el método para actualizar las jubilaciones

 
EXTRACTO GRATUITO

Las jubilaciones y pensiones gestionadas por la Anses tendrían una recomposición de alrededor de 5% en marzo próximo y otra que podría ser de similar magnitud en junio, si prospera en el Congreso el proyecto de ley enviado por el Poder Ejecutivo a última hora del viernes.

Se trata de la anunciada iniciativa para modificar la fórmula de movilidad previsional. El texto prevé que la primera de las cuatro actualizaciones que habría cada año sea en marzo y siguiendo la evolución del Índice de Precios al Consumidor Nacional (IPCN) del Indec correspondiente al tercer trimestre del año previo. La inflación en ese período de este año resultó de poco más de 5%. Se prevé que cada año habrá, además, otras subas en junio, septiembre y diciembre.

La iniciativa contempla otros dos puntos centrales: la garantía de que ningún jubilado que haya completado 30 años de aportes efectivos cobre menos que el 82% del salario mínimo, vital y móvil (lo cual llevaría al pago de un plus desde enero a muchos de quienes ganan menos de $ 7790, para completar esa cifra) y un cambio a la ley de contrato de trabajo para incentivar una jubilación tardía de los asalariados.

En el caso de la actualización de junio, se reflejaría la inflación del último trimestre del año previo; en septiembre se consideraría la evolución de los precios del período de enero a marzo y, finalmente, en diciembre se consideraría la inflación de abril a junio.

Para cumplir con lo acordado por el Gobierno con los mandatarios provinciales, respecto de que se debe dar una actualización superior a la inflación, se prevé sumar, en la recomposición de junio, un adicional equivalente al 5% de la evolución que haya tenido, en términos reales, el producto bruto interno (PBI), según explicó ayer, en diálogo con LA NACION, el ministro de Trabajo, , quien agregó que el proyecto actual es de transición, ya que se está elaborando la propuesta integral de reforma jubilatoria según lo establecido por la ley 27.260.

Como en la primera aplicación práctica de la ley -que los funcionarios pretenden que esté vigente desde enero- se utilizarían las variables del segundo semestre de este año, en 2018 ese adicional se calcularía en función de lo que ocurra con el PBI en el semestre en curso.

Así, si la actividad tuviera una evolución de 2%, el adicional sería de 0,1%. Para una jubilación de $ 10.000, se trataría sólo de $ 10 (más el ajuste por la inflación del cuarto trimestre de este año). A partir de 2019, la...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA