¿De defensas ajenas a la partitura propia?

 
EXTRACTO GRATUITO

No se da siempre, pero cuando ocurre llega a extremos notables. La simbiosis entre las características de una profesión y la personalidad de quien la ejerce hace difícil saber qué fue primero.Lo extraordinario es evidente cuando el profesional expande fronteras y llega a cargos ejecutivos unipersonales, como la presidencia.Algunos ejemplos son elocuentes. De la Rúa era un profesor de Derecho Procesal que hizo honor a la especialidad. La obsesión por el detalle se imponía al contexto. No sorprendía su pasión por el bonsái.Como abogado, Néstor Kirchner ejecutaba morosos. Experto en quedarse con mucho por poco. Cristina Kirchner...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA