El debate en la UIA postergó la elección de su presidente

Roberto Arano, del ingenio La Corona, redondeó la sensación general después de casi cuatro horas de discusión. Es necesario, dijo, http://www.lanacion.com.ar/1570909-el-gobierno-presiono-a-la-uia-para-influir-en-la-eleccion-de-su-presidenteEran las 14.45, los sándwiches de miga estaban a medio terminar, y la negociación, empantanada: no saldría, al menos ayer, el http://www.lanacion.com.ar/1571098-no-hay-acuerdo-entre-los-empresarios-para-elegir-nuevo-presidente-en-la-uiaFueron momentos de reproche mutuo. De esa reunión de la lista Celeste y Blanca, que se desarrollaba en la sede de la cámara de laboratorios Cilfa, debía salir un posible líder fabril que, por la tarde, sería aprobado en la junta directiva de la UIA. Pero los 25 asistentes estaban divididos en tres tercios: los que querían ratificar al salteño José Urtubey, los que proponían reemplazarlo por Héctor Méndez y quienes preferían postergar el desenlace y seguir negociando, postura que finalmente se impuso. Se dispuso un plazo de 15 días para resolverlo.A pocas cuadras, el elenco del grupo Industriales, la lista opuesta, esperaba en el hotel Castelar, frente a la UIA. En un estado de tensión análogo. Tanto que José Ignacio de Mendiguren, jefe de la central, detectó sangre en su nariz mientras subía la escalera y tuvo que hacerse una revisión médica. Resultado: más 15 de presión arterial y a seguir todo desde su casa."¡No me bajo ni del metegol!", fue la respuesta que Urtubey, de 38 años, les dio a sus pares de Celeste y Blanca, y aclaró que lo mantendría hasta que decidieran algo concreto. Miguel Acevedo, de Aceitera Gral. Deheza, se puso impaciente: "Pibe, ¿no te das cuenta de que no pasás la aprobación de Industriales?". Acevedo había llegado tarde y quería ungir a Méndez. Cuando vislumbró el cuarto intermedio, abandonó el recinto.La candidatura del salteño venía maniatada, entre otras razones, por llamados del Gobierno que exigieron a varias empresas no aprobarla. Que fuera hermano del gobernador de Salta, Juan Manuel, despertó desconfianza en sectores del kirchnerismo. Fue lo que dio a entender ayer Cristiano Rattazzi, de Fiat, al iniciar la reunión planteando el escenario escabroso en el que estaba la UIA.De todo eso hablaba Acevedo. Había sido él, junto con Rattazzi y Daniel Funes de Rioja (Copal), el encargado de transmitirles el viernes al mediodía a tres de la lista opuesta -Mendiguren, Luis Betnaza...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba