Cruces, sonrisas e ironías enel debate de los vicepresidentes

WASHINGTON.? Vibrante, agresivo y con pinceladas de ironía, el debate entre aspirantes a vicepresidente superó a la apatía en que, por momentos, cayó el que la semana pasada sostuvieron Barack Obama y http://www.lanacion.com.ar/1516145-romney-gana-terreno-y-la-carrera-vuelve-a-estar-abiertaYa en el primer bloque, dedicado a la política exterior, http://www.lanacion.com.ar/1516428-con-cruces-biden-y-ryan-debatieron-en-la-carrera-hacia-la-casa-blanca chocaron sobre Libia e Irán en duros términos."Lo que usted dice es una sarta de pavadas", cruzó Biden a Ryan cuando éste insinuó errores en la política hacia el mundo árabe. "No permitiremos que Irán construya una bomba atómica", agregó el demócrata, que a lo largo de todo el debate lució una sonrisa socarrona.Ryan reprochó a la administración demócrata que no supiera "defender los valores norteamericanos sin pedir perdón por ello" y que se pasara "dos semanas hablando de una peliculita" antes de reconocer que el ataque a la embajada norteamericana en Libia "fue un componente terrorista". Insinuó también que la Casa Blanca renguea de "credibilidad" respecto de Irán y aseguró que la capacidad nuclear de Teherán aumentó en los cuatro años que llevan los demócratas en la presidencia.Por momentos, Ryan tuvo la iniciativa. Biden encontró la manera de salir del atolladero, pero en más de una oportunidad lo hizo desde la defensiva en ese segmento.Ésas fueron las primeras impresiones de un cruce en el que Biden estaba obligado a ganar, no sólo por su condición de favorito, sino para poner freno al súbito fortalecimiento republicano en las encuestas, tras el mal papel de Obama en el primero de estos cruces, hace una semana."Biden tenía la obligación de ganar si quiere cortarles el aire a los republicanos", dijo a LA NACION Bruce Gromberck, experto en comunicación política de la Universidad de Iowa.Fue el cruce entre un veterano y experimentado político contra la estrella ascendente de los republicanos, a quien tocó demostrar su capacidad retórica ante uno de los rivales más duros de la arena política de este país.Pero, aun así, tan...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba