Críticas a Merkel por un subsidio a las madres que se queden en casa

 
EXTRACTO GRATUITO

BERLIN.- En el último año de gestión, cualquier gobierno que se lo pueda permitir esconde las tijeras y abre la billetera para aprobar una serie de medidas con fines electorales. La canciller Angela Merkel no es la excepción, y ya impulsa iniciativas populares con la mirada en los comicios del año próximo en Alemania. Sin embargo, en su última jugada, le salió el tiro por la culata.El gobierno conservador quiere ofrecer un subsidio de hasta 150 euros al mes a los progenitores que renuncian a pedir un lugar en las guarderías públicas y elijan cuidar a sus hijos en casa hasta los tres años. La medida busca asegurar los votos de las familias, pero cuando faltan semanas para su aprobación, no para de generar polémicas.En 2009, los partidos que forman parte del gobierno -los demócratas cristianos (CDU), los socialcristianos bávaros (CSU) y los liberales (FDP)- se pusieron de acuerdo en la introducción de una ayuda económica para las mujeres (o también los hombres, aunque es menos común) que eligen criar a sus hijos en su casa. La suma de dinero mensual iría de los 100 a los 150 euros.El subsidio se denomina Betreuungsgeld , que significa dinero para el cuidado, y se sumaría al ya existente Elterngeld , es decir, dinero para los padres, que cada familia recibe a partir del nacimiento del hijo y hasta sus 18 años.La ministra de Familia y Mujeres, Kristina Schröder, tiene un plazo de dos semanas para presentar el proyecto de ley, mientras el debate se enardece.La oposición denuncia que la ley corre el riesgo de ser interpretada como un incentivo para que las mujeres no vuelvan a incorporarse al trabajo y que reduce sus posibilidades de carrera en el país. La realidad es que Merkel, considerada la mujer más poderosa del mundo, apenas aprobó leyes a favor del género.Es más: en Alemania, a diferencia del resto de los países europeos, sólo el 14% de las trabajadoras vuelve a su empleo con horarios completos después de haber tenido un hijo...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA