Cristina vs. Scioli: una guerra sorda y sin ganadores a la vista

La semana en que describió el conflicto nacional como el enfrentamiento entre dos partidos, Clarín y el kirchnerismo; la semana en que explicó que los medios que denuncian casos de corrupción son instrumentos de los acreedores extranjeros; la semana en que cambió para reforzar la persecución de los editores Ernestina Herrera de Noble, Héctor Magnetto y Bartolomé Mitre, , el centro de entretenimientos que ese holding estableció en Mar del Plata.

Esa coincidencia reabrió la eterna disputa entre y . Es una guerra cada vez más incómoda porque es difícil imaginar que tenga un ganador.

La indignación de la Presidenta se advirtió en la catilinaria de , dijo. Es una frase inconfundible, de esas que ella acostumbra a mandar por las noches en un tarjetón, para escucharlas en boca de él por la mañana.

La señora de Kirchner vio la participación de Scioli en una reunión de Clarín como la última provocación de una larga serie. A esa secuencia pertenece , días antes de que esos dos funcionarios fueran expulsados de la Secretaría de Inteligencia. Para Cristina Kirchner fue la corroboración casi gozosa de una confabulación que la venía atormentando: temía una combinación entre los espías y la policía bonaerense para arruinar el fin de año.

El otro detalle que ella vio como un insulto fue la presencia de en la presentación del . Stornelli es el fiscal que, junto con el juez , mandó , la empresa de los Kirchner. Esa aparición comenzó a superponer la interna oficialista con la batalla judicial. La Presidenta espera que Scioli se muestre más vehemente en la defensa de un gobierno cada vez más cuestionado. Es el programa electoral que se recomienda a un enemigo.

Febrero promete ser un mes convulsivo. Varios jueces federales aseguran que la decisión de ya se tomó. Aunque no sería por la desaparición del soldado Ledo. Tampoco por su vertiginoso enriquecimiento personal. La primera sanción sobre Milani se debería a las tareas de espionaje interno que se le imputaron en el juzgado de Julián Ercolini. Una versión confiable indica que el jefe del Ejército ya lo sabe y por eso designó a su eventual sucesor, ya que , como adelantó . Para Fernández, fue muy placentero formular ese pronóstico: él atribuye a Milani y a su defenestración como jefe de Gabinete y responsable de las fuerzas de seguridad.

En los tribunales federales parece haber un fixture de resoluciones. Por ejemplo, una investigación sobre por de procuradora. Y lo más estruendoso: un llamado de Bonadio a declaración indagatoria, también en febrero, para que explique sus responsabilidades en la peripecia de Hotesur. ¿El hijo de la Presidenta y jefe de La Cámpora será procesado en marzo? Es la información que llegó a la Casa Rosada.

Cristina Kirchner está envuelta en llamas por la contienda judicial. Tiene un argumento contundente para convencerse de que no es víctima de un poder independiente: hasta...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba