La crisis rusa pega duro en las economías regionales

La crisis económica en Rusia impacta negativamente en las economías regionales, ya que es un destino muy importante para una gran cantidad de exportaciones agrícolas y una fuente de generación de divisas.

Es el caso de la producción de manzanas, peras y uvas frescas en el Alto Valle (como se informa por separado) y en Mendoza; limones, azúcar y frutas secas del Noroeste argentino (NOA); cítricos dulces (naranjas y mandarinas), en el Nordeste (NEA); carnes congeladas, manteca y quesos, y la producción de maní en la región central del país.

Cabe recordar que en los últimos años las economías regionales se han visto fuertemente afectadas por la caída de los niveles de competitividad como consecuencia de la inflación y el incremento de los costos en dólares, la suba de impuestos y el déficit de infraestructura.

Y ahora se le suma otro escollo. El año pasado el rublo se devaluó en casi 70%, lo que significa una pérdida del poder de compra de la moneda rusa.

"Si bien la Federación Rusa representa ventas totales por 1100 millones de dólares (el 3 por ciento del total del comercio exterior argentino), para algunas economías regionales este mercado es vital", dijo a LA NACION Ezequiel de Freijo, analista del Instituto de Estudios Económicos de la Sociedad Rural Argentina.

En este contexto, sólo considerando los citrus, peras y manzanas y ciruelas, se trata de un mercado que supera los 800 millones de dólares, según las exportaciones del año pasado, consignó por su parte la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

Según De Freijo, la participación del mercado ruso en las exportaciones de las economías regionales durante los últimos cinco años fue del 20% en carnes congeladas y 43% en despojos de carne (bovina, porcina, ovina); 30% en mantecas y 12% en quesos; 21% en cítricos; 23% en frutas secas; 20% en manzanas y peras; 16% en huevos; 12% en maní, y 7 por ciento en azúcar.

De Freijo afirma que hay productos que ya han sufrido en su nivel de comercio con Rusia. Por ejemplo, entre otros, la exportación de limones pasó de 46,7 millones de dólares de enero a septiembre de 2013 a 27,7 millones de dólares en igual período de 2014 (40% menos); en manzanas, la baja fue de 18,5 millones a 11,3 millones (-39%); en maní, de 46,7 millones a 34 millones (-27% ), y en menor medida, la baja fue de 5% en peras (de 91,3 a 87,06 millones y de 4% en mandarinas (44,05 millonesa 42,3 millones de dólares.

Destino importante

"Rusia es un destino muy...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba