Corrupción: los nuevos tiempos políticos desatan contraataques en la Justicia

 
EXTRACTO GRATUITO

Después de cuatro años en los que la Justicia apuntó contra los exfuncionarios kirchneristas y especialmente hacia la expresidenta Cristina Kirchner, los vientos políticos comenzaron a cambiar. Hay batallas que cobran movimiento en los tribunales federales de Comodoro Py, y algunos cañones parecen virar hacia los funcionarios del gobierno que dejará la administración el 10 de diciembre.Durante el gobierno de Mauricio Macri, la AFIP acusó -como parte querellante- a los empresarios Cristóbal López y Fabián de Sousa y a su extitular Ricardo Echegaray por el delito de defraudación al Estado. Hoy, quienes estuvieron al frente de la AFIP y algunos de los funcionarios que elaboraron esas acusaciones están en la mira de la Justicia, al menos en dos expedientes.El juicio oral por la causa conocida como Oil Combustibles comenzó en junio. En ese proceso, De Sousa y Echegaray declararon en su defensa que, bajo la gestión del extitular de la AFIP Alberto Abad, el primer administrador que designó Macri, el ente recaudador de impuestos habría forzado a la empresa Oil a ir a la quiebra. En esa causa se acusa a los dueños del Grupo Indalo de defraudar al Estado mediante la implementación irregular de planes de pago para el impuesto a la transferencia de combustibles (ITC) a la empresa Oil Combustibles.De Sousa y López intentan un contraataque. Así declararon que bajo la gestión de Leandro Cuccioli, el sucesor de Abad y actual administrador, se "prepararon" testigos para que declararan en línea con la acusación. Y, en las últimas audiencias, De Sousa dijo que se realizaron acciones de espionaje ilegal dentro del organismo recaudador sobre sus empresas. Cuccioli, el viernes último, desmintió esta versión en los tribunales.A través de estas declaraciones, De Sousa y López buscan deslegitimar la acusación que los tuvo casi dos años detenidos, en el contexto del regreso de peronismo al poder. Cuccioli siempre negó las acusaciones y procura seguir al frente de la AFIP para finalizar sus tareas a fines de 2020.De Sousa ya denunció penalmente al organismo y sostuvo que el gobierno de Macri "nutrió" al juez Julián Ercolini -uno de los jueces mencionados por Fernández dentro del grupo de quienes debían explicar sus sentencias- y al fiscal Gerardo Pollicita para perjudicarlos a él y a López en esa investigación. La denuncia formulada por De Sousa está a cargo del fiscal Guillermo Marijuan y la jueza María Servini. Cuccioli ya está imputado en ese expediente. Allí...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA