Corrida general contra el riesgo argentino sin reparar en plazos, monedas ni jurisdicciones

 
EXTRACTO GRATUITO

en los precios de los papeles públicos y privados locales se activó ayer, apenas la Corte Suprema de Estados Unidos hizo público que había rechazado el pedido para tomar a su cargo el litigio que, desde hace siete años, enfrenta al país con los denominados fondos buitre.Las órdenes de venta de todo bono, papel o acción de empresa emitido por gobiernos o empresas argentinas comenzaron a aparecer no bien las agencias Bloomberg y Reuters transmitieron una alerta que titilaría en rojo en las pantallas de los operadores por largo rato desde media mañana, agregando incluso con el correr de las horas.Esas mismas órdenes de venta se comenzaron a agolpar apenas se supo que, además, el tribunal incluso había habilitado a NML Capital Ltd., un fondo que asegura estar buscando cobrar sentencias a su favor por unos US$ 1700 millones, a rastrear activos argentinos que pudieran ser ejecutables aun fuera de Estados Unidos.Pero las ventas tomaron un impulso extra una hora y media después, cuando trascendió que los fondos NML, Aurelius y otros ya le habían presentado a la Corte de Apelaciones del segundo distrito de Nueva York la ejecución "inmediata" de las sentencias que ordenan al país a pagarles US$ 1330 millones. El resultado de la seguidilla fue una abrupta caída, que no encontró freno en ningún momento del día, en las cotizaciones de todos los papeles argentinos, sin importar la moneda, el plazo, la jurisdicción o la garantía con que hubieran sido emitidos. Al final, el balance fue desolador:Se hundió 10,1% el índice Merval de la Bolsa porteña, al cabo de una jornada en la que el monto de negocios con papeles de empresas se disparó hasta $ 336 millones, el mayor nivel de los últimos seis años y que dejó la peor relación entre alzas y bajas (74 vs. 4) de 2007 a esta parte, además de dejar teñido íntegramente de rojo al panel líder, con acciones que perdieron hasta 20%, como en el caso de Edenor.Se desplomaron hasta 15% (Edenor) las acciones argentinas que se operan en la Bolsa de Nueva York. YPF estuvo entre las más golpeadas, al caer 12%, porque al tratarse de una empresa estatizada quedaría bajo el riesgo de posibles embargos. Sólo los papeles de IRSA (+0,56%) soportaron el vendaval.Aumentó 15,4% la tasa de riesgo país, al saltar de 737 a 850 puntos por las caídas de hasta 13,3% que sufrieron los bonos en dólares, como el Par emitido bajo ley neoyorquina.Pero también desbarrancaron de 10 a 13% los cupones atados a la variación del PBI y hasta 4% los bonos emitidos...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA