Zamora corre con amplia ventaja para imponer a su esposa como sucesora

 
EXTRACTO GRATUITO

SANTIAGO DEL ESTERO.- Ni el sol calcinante de las dos de la tarde del viernes detiene el trabajo de esos obreros con casco y mameluco, subidos a grúas y a los pisos más altos de la mole de cemento y vidrio que se yergue a unas cuadras de la Casa de Gobierno provincial.http://www.lanacion.com.ar/1643418-la-mujer-de-zamora-una-candidata-con-la-carga-de-ser-el-plan-b-de-su-maridoquitó del frente el cartel de obra, que detallaba los más de $ 300 millones previstos para la construcción de las Torres Gemelas, la inminente y lujosa sede de 22 pisos para dos ministerios del gobierno.Parece casi de ficción, en http://www.lanacion.com.ar/1643023-con-su-esposa-zamora-se-apresta-a-ratificar-su-poderen la que se pagan los sueldos más bajos del país, y donde la familia y la política se entremezclan, como en los viejos tiempos del caudillo peronista Carlos Juárez y su esposa, la hoy viuda Nina Aragonés.Esta provincia, que el gobernador kirchnerista Gerardo Zamora dejará de gobernar el 10 de diciembre, vive desde hace ocho años un inédito boom de obra pública, que convive con la pobreza y la desigualdad social. El paso electoral será, por cierto, una formalidad: su esposa, Claudia Ledesma Abdala, se impondrá hoy por amplio margen en las elecciones a la dividida oposición y extenderá otros cuatro años el dominio que sobre estas tierras ejerce el dirigente radical que en 2005 se abrazó a los Kirchner para construir un sistema de poder casi absoluto en esta provincia.El contraste se palpa no sólo con las cifras en la mano, sino también a cada paso por las calles del microcentro y centro santiagueños. Además de las Torres Gemelas, construidas con fondos nacionales e internacionales, está la futurista estación de ómnibus, el flamante Centro de Convenciones y el nuevo edificio de la Legislatura provincial.Un poco más lejos del centro está el imponente autódromo (que satisfizo el fanatismo del gobernador por autos y motos), el aeropuerto local, renovado con inversiones millonarias, que recibe sólo cinco vuelos por semana; el de Río Hondo, al que dos aviones llegan cada siete días y el dique Figueroa, que tuvo un costo cercano a los $ 400 millones, pero que aún no funciona con normalidad.Semejante cantidad de obras se hizo, de más está decirlo, con los más de $ 100.000 millones de fondos nacionales que llegaron a la provincia en estos años de alineamiento (y dependencia extrema) con la Casa Rosada. El presupuesto que la Legislatura aprobará pasado mañana es de $ 13.000 millones...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA