Continúa el saqueo de los fondos jubilatorios

 
EXTRACTO GRATUITO

La durísima realidad que afrontan buena parte de los jubilados sigue desmintiendo el panorama cuasi idílico que se pretende pintar desde el oficialismo.

Prueba de ello es que han vuelto a aumentar los juicios que los jubilados se ven obligados a iniciar para intentar obtener un ajuste de sus haberes, siempre rezagados respecto de la inflación. Fue tal el incremento en la cantidad de pleitos iniciados que hubo que alquilar un edificio para poder almacenar la enorme cantidad de expedientes, que actualmente ingresan en los juzgados previsionales a razón de 150 demandas por día. El promedio diario del año pasado fue de 130.

Mientras tanto, el titular de la Administración Nacional de Seguridad Social (Anses), Diego Bossio, hace profusa propaganda en su campaña como precandidato a gobernador bonaerense por el Frente para la Victoria, basándose en su gestión. En otro país, esto sería un argumento para no confiarle el voto. No le importa a Bossio que, para cubrir "deficiencias estacionales de caja", el Gobierno ha renovado un préstamo de 5000 millones de pesos del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. El FGS aceptó suscribir Letras del Tesoro en pesos a corto plazo. A cambio de los fondos que presta, que obviamente estaban destinados a solventar las jubilaciones actuales y futuras, la Anses se conformará con una Letra del Tesoro a 91 días que devengará una tasa nominal anual inferior a la inflación real.

En la actualidad, de los 450.000 millones de pesos del FGS de la Anses, el 65 por ciento son papeles del Gobierno -Letras y Bonos- que deben renovarse debido al creciente déficit del Tesoro que es financiado contrayendo más deuda.

A su vez, la Mesa Nacional de Jubilados, Pensionados y Retirados de la República Argentina ha manifestado en un reciente comunicado que la Anses, "con el beneplácito cómplice de la Justicia, está violando las leyes, dilapidando los fondos previsionales y estafando descaradamente al pueblo argentino". Agrega que los jubilados se ven forzados a hacer juicios que "en la mayoría de los casos terminan cuando el jubilado ya está muerto" y recuerda que en más de una oportunidad Bossio adujo que la excusa para no cumplir siempre fue que el dinero no alcanza. "¿Por qué? -se pregunta la Mesa Nacional de Jubilados-. Porque la Anses no respeta las leyes y la Justicia lo permite."

En los últimos años nos hemos ocupado en esta columna, cada vez con mayor preocupación, de las dos caras del drama previsional gestado y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA