La oposición apoyó las consignas del paro, pero criticó el método

 
EXTRACTO GRATUITO

Las principales fuerzas de la oposición coincidieron ayer en y, a la vez, apoyar los reclamos gremiales por los que se convocó al . Pero mostraron posturas diversas respecto de la huelga como y se despegaron de los dos máximos organizadores de la medida de fuerza: y .En un primer grupo se ubicaron el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri; el presidente de la UCR, Ernesto Sanz, y el jefe del Frente Renovador, Sergio Massa. Los tres sostuvieron que los gremios tienen motivos suficientes para protestar y pidieron soluciones para el crecimiento de la inflación y el efecto de la devaluación sobre el poder adquisitivo de los salarios. Pero consideraron que el paro no era la forma adecuada de manifestar el malestar y cuestionaron los cortes de calles.En un segundo grupo, dirigentes socialistas, como el senador Rubén Giustiniani y el diputado Roy Cortina, justificaron la medida de fuerza y las consignas de la convocatoria, pero no los piquetes ni los jefes gremiales que protagonizaron la huelga. Más a la izquierda, el diputado Claudio Lozano (Unidad Popular) y el senador Fernando "Pino" Solanas (UNEN) fueron de los pocos que respaldaron el paro sin condenar los cortes de calles, aunque éstos también se despegaron de Moyano y Barrionuevo.El cuarto y último grupo lo conformaron tres precandidatos presidenciales de UNEN, Elisa Carrió, Hermes Binner y Julio Cobos. Los tres prefirieron mantenerse en silencio y no emitir ninguna opinión sobre la medida que marcó la agenda política del día."El paro no va a contribuir en nada porque sabemos todos que el Gobierno no va a cambiar la situación", sostuvo Macri, en declaraciones a Radio Mitre. "Es más que obvio -continuó- que esto se cambia con otro tipo de gobierno y otra forma de hacer política y de gobernar."Tras respaldar las consignas de la jornada de protesta, el jefe de gobierno porteño condenó los piquetes: "En la Argentina que viene, basta del autoritarismo del piquete. Si hay gente que no quiere parar y quiere trabajar", tendría que poder hacerlo, dijo.Sin dejar de marcar sus coincidencias con las consignas de la convocatoria, tanto Sanz como Massa convinieron en que la huelga general debe ser el último recurso del reclamo. "Las razones del paro, en cuanto a los datos objetivos de la realidad de que los trabajadores sufren los efectos de la inflación y del ajuste, son ciertas, pero entiendo que antes del paro hay otras...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA