En el Congreso, alta ejecución y poca actividad

De los tres poderes del Estado, el Congreso de la Nación es el que ocupa el primer lugar en el podio en cuanto al ritmo de ejecución de gastos en lo que va del año.

En efecto, en estos ocho meses el Poder Legislativo ya erogó el 70,5 por ciento de su partida (5796 millones de pesos), seguido por el Poder Ejecutivo, con el 65,4% (807.700 millones) y el Poder Judicial, que lleva ejecutado el 62,9% de sus recursos (8527 millones). Así lo indica la Asociación Argentina de Presupuesto (ASAP) en su Observatorio Presupuestario, donde detalla que, dentro del Poder Legislativo, es el Senado el que encabeza el ranking en la ejecución del gasto.

En efecto, la Cámara que preside el vicepresidente, Amado Boudou, ya gastó el 75,1% de su presupuesto -es decir, unos 2122 millones de pesos- en estos ocho meses.

Lo sugestivo es que, pese a tratarse de una Cámara más pequeña que la Cámara de Diputados, el Senado gasta más: en lo que va del año erogó unos 2122 millones , mientras que el cuerpo que encabeza Julián Domínguez lleva ejecutados 1975 millones, un 69,2% de su partida presupuestaria.

De continuar con este ritmo de gasto, es más que probable que Boudou deba solicitar al Tesoro un refuerzo en su presupuesto.

El ritmo de gasto del Congreso no se condice con la actividad parlamentaria en estos primeros ocho meses, uno de los períodos menos prolíficos de los últimos tiempos. En efecto, en lo que va del año se realizaron 16 sesiones en ambas cámaras, mientras que en 2014, a la misma altura del año, se celebraron 17; en 2013, otras 17 sesiones, y en 2012, 22 sesiones.

Pese a la inactividad parlamentaria, consecuencia de la afiebrada campaña electoral, las comisiones especiales que cuentan con presupuesto propio ya llevan ejecutada la casi totalidad de sus recursos. La Comisión Mixta Revisora de Cuentas, por caso, ejecutó el 88% de su presupuesto; la Comisión Bicameral que fiscaliza...

Para continuar leyendo

Solicita tu prueba