Científicos entrepreneurs: una tendencia que suma adeptos

 
EXTRACTO GRATUITO

http://www.lanacion.com.ar/1012925-anunciaron-un-plan-para-financiar-a-emprendedorespublicó trabajos en las más importantes revistas internacionales, se convirtió en jefe del Laboratorio de Inmunología y Microbiología Molecular del Instituto Leloir, y ganó prestigio entre sus colegas del país y del exterior. Pero hace un par de años se animó a explorar un mundo diferente: formó una empresa para explotar tecnologías desarrolladas en su laboratorio para el diseño de vacunas de última generación y de anticuerpos terapéuticos, es decir, http://www.lanacion.com.ar/212671-la-pesca-de-cerebrosLa compañía, llamada Inmunova, ya patentó una plataforma para el desarrollo de estos prototipos y atrajo el interés de importantes inversores. "Estamos trabajando en una vacuna para la brucelosis y en un anticuerpo contra el síndrome urémico hemolítico", cuenta Goldbaum.No hace tanto, Goldbaum hubiera sido una rara avis en el sistema científico local, histórica y culturalmente inclinado a la ciencia básica hasta tal punto que cualquier participación de un investigador en el mundo productivo era vista con desconfianza. Pero ideas aceptadas en todo el planeta sobre la importancia del conocimiento como motor de la economía, sumadas a un conjunto de medidas de estímulo y al decidido cambio en las reglas y sistemas de evaluación del Conicet, están contribuyendo a que cada vez más los investigadores se animen a convertirse también en emprendedores."Lo que hicimos fue adecuar la normativa para que esto sea totalmente natural –explica el ingeniero Santiago Sacerdote, vicepresidente de Asuntos Tecnológicos del Conicet–. Hoy, un investigador puede armar una empresa que explote una patente u otorgue una licencia sobre una tecnología, ser asesor científico de una compañía o poseer una parte del paquete accionario. En todos los casos, hay un convenio entre el Conicet y la empresa. Nosotros identificamos esos proyectos y los incluimos en el Banco de Desarrollo Tecnológico y Social. Las apoyamos con infraestructura, con recursos humanos, con respaldo institucional, a cambio de un porcentaje menor de las ganancias." Por su parte, el científico puede elegir si desea ser evaluado por sus trabajos básicos o en el marco de un proyecto tecnológico.Ya hay diez casos en los que el Conicet acordó con un grupo emprendedor la creación de compañías startup para desarrollar productos que van desde el Factor IX recombinante (una proteína involucrada en la coagulación, que es vital para los hemofílicos y...

Para continuar leyendo

SOLICITA TU PRUEBA